FACEBOOK

VISTAS
06 de Noviembre del 2019

Caso LeBarón, ¿es un asunto de relaciones exteriores?

Después de la masacre en Bavispe, donde murieron 9 personas, el canciller, Marcelo Ebrard encabezó la visita oficial al sitio donde sucedieron los ataques. ¿Por qué un asunto de seguridad nacional, se convirtió en un tema de Relaciones Exteriores?
Un día después de la muerte de 9 personas en Sonora, las autoridades del gobierno federal acudieron al sitio de la masacre. El grupo fue encabezado por el canciller de México, Marcelo Ebrard Casaubón. En su visita, el titular de la SRE se encargó de enviar un mensaje claro y contundente, “no hay tensión con los Estados Unidos”. ¿Por qué un asunto de seguridad, se convirtió en un asunto de Relaciones Exteriores? Eso se puede explicar porque Estados Unidos tiene intereses de por medio, pero vamos por partes. La familia LeBarón, que presume tener más de 5 mil miembros en su comunidad mormona, fue la víctima del ataque. Ellos emigraron a México de los Estados Unidos, y de entrada, por ser ciudadanos estadounidenses, ya existe un primer interés binacional por esclarecer lo que pasó. De hecho, Ebrard adelantó que las autoridades mexicanas le darán información del caso a sus pares estadounidenses. Ya que cuando sucedió la matanza de mexicanos en El Paso, Texas, ellos hicieron lo mismo con nuestro país. Pero existe otro ingrediente en el cóctel, y se puede explicar a partir de un tuit. Andrés Manuel López Obrador respondió enseguida a la propuesta de Trump, y en resumidas cuentas le dirigió un “no, gracias”. Sin embargo, el ofrecimiento del tuit de emprender una guerra contra el crimen no es algo menor. Y es que las primeras líneas de investigación del gobierno mexicano indican que se trató de un enfrentamiento armado entre grupos delictivos de Sonora y Chihuahua. Es decir, si se comprueba tal premisa, significaría que no se trató de un ataque directo contra la familia LeBarón, sino un “daño colateral” de la delincuencia organizada. Y eso sí le afecta a los Estados Unidos porque tras el operativo en Culiacán que provocó la detención y liberación del hijo del Chapo; este ataque, el de Bavispe, significa otro suceso fallido de la estrategia de seguridad del gobierno federal. Y estas fallas están afectando a los intereses del país del norte. El Chapo, porque se trata de la figura criminal más importante de nuestros tiempos. Y Bavispe, porque sus propios ciudadanos fueron asesinados. Pero regresemos a la visita de Marcelo Ebrard a Sonora. El canciller se empeñó en reflejar que la relación bilateral México-EUA está en muy buenos términos, incluso remarcó que López Obrador le dirigió una llamada a su par estadounidense para ofrecerle el pésame por sus connacionales asesinados. Pero eso sí, Ebrard especificó que aunque el FBI participará en esclarecer el ataque, la Fiscalía General de la República determinará qué tipo de ayuda requieren de los norteamericanos. Otros funcionarios que acompañaron a Marcelo Ebrard en la visita a Bavispe fueron el Secretario de la Marina, José Rafael Ojeda Durán; el titular de la Coordinación de Métodos de Investigación de la Fiscalía General de la República, Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez; y al General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Homero Mendoza Ruiz, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.