20 de abril 2021

24 de febrero 2021

Política

Cabeza de Vaca siempre estuvo en la mira de la SEIDO

El gobernador de Tamaulipas es una de la figuras más poderosas de la oposición. También, una de las más cuestionadas.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, está acostumbrado a la vida política y a las acusaciones de corrupción. 

A finales de 2019, la la Fiscalía General de la República (FGR) empezó a darle seguimiento a múltiples señalamientos de presuntos actos de corrupción cometidos por Cabeza de Vaca. 

Como parte de dicha investigación, reportó Animal Político, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) estableció una colaboración cercana con instituciones de inteligencia federales, así como del gobierno estadounidense.

De esta manera, la agencia investigadora del Estado mexicano obtuvo escuchas telefónicas proporcionadas por la DEA (Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, por sus siglas en inglés), las cuales probarían que el político mexicano obtuvo ingresos procedentes del crimen organizado. 

Asimismo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaria de Hacienda aportó al expediente pruebas contra Cabeza de Vaca por presunto enriquecimiento ilícito, desvío de recursos públicos y defraudación fiscal.

Según refiere el portal de noticias, la investigación federal incluye al círculo familiar más cercano del político panista, quien se ha desempeñado como alcalde, diputado federal y local, senador y funcionario en el gobierno del expresidente Felipe Calderón.

Y por si no fuera poco, Cabeza de Vaca también fue implicado por Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, en el presunto pago de sobornos a legisladores para la aprobación de la reforma energética en 2013.

Emporio inmobiliario

De acuerdo con Animal Político, la FGR inició las indagaciones contra el tamaulipeco a partir de indicios de que construyó un patrimonio inmobiliario —principalmente en Estados Unidos— con recursos de origen ilícito. El pasado 11 de junio de 2020, indicó el medio, la indagatoria fue turnada a la SEIDO para la apertura de la carpeta de investigación correspondiente.

A esa investigación se sumará una denuncia relacionada con los mismos hechos presentada el pasado 29 de junio por el morenista Alejandro Rojas Díaz-Durán, quien acusó a Cabeza de Vaca y a varios de sus colaboradores cercanos de nexos con el Cártel del Golfo y el Cártel del Noreste (antes Los Zetas). 

En febrero de 2016, al mismo tiempo que Cabeza de Vaca contendía por la gubernatura de Tamaulipas, trascendió que un presunto operador del Cártel del Golfo identificado como Héctor Crescencio de León Fonseca, “El R3”, acusó que el entonces candidato del PAN recibía pagos del grupo criminal. El sospechoso hizo el señalamiento en una declaración realizada ante policías federales luego de ser detenido el 7 de enero en el estado norteño. 

“Tengo conocimiento que mi jefe el ‘R2’ y/o el ‘Toñín’, quien es Marco Antonio Haro Rodríguez, le entrega dinero a un político de nombre Francisco Javier Cabeza de Vaca. Esto lo sé porque cuando le entrego el dinero que recojo, él me menciona que ese dinero es para el político Cabeza de Vaca”, se lee en la declaración del detenido, la cual habría sido turnada al Ministerio Público de la SEIDO, según reportó el diario Reforma. 

Desaforado’, ¿como AMLO?

El 28 de agosto de 2020, luego de las acusaciones públicas realizadas por Rojas Díaz-Durán, Cabeza de Vaca aprovechó la visita presidencial a Reynosa, Tamaulipas, para acusar una persecución política e incluso para compararse con Andrés Manuel López Obrador. 

“Señor presidente, usted mejor que nadie sabe que en la lucha por el poder y entre más poderosos son los adversarios, más fuerte es la ofensiva. Usted, por ejemplo, vivió en carne propia que sus adversarios cuando vieron que liderazgo tomó forma nacional y sus posibilidades de crecer incrementaron, también incrementaron los ataques hacia su persona, grabaron a sus colaboradores, lo difamaron en algunos medios de comunicación, es más, como usted lo acaba de señalar, el mismo presidente de la República en esos años intentó meterlo a la cárcel con ese famoso desafuero”, declaró de manera sorpresiva en presencia del mandatario federal. 

Parece que ahora no le quedará de otra a Cabeza de Vaca mas que enfrentar el “famoso desafuero”. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad