16 de mayo 2021

10 de marzo 2021

Política

Cabeza de Vaca: acorralado

Francisco Javier Garcia Cabeza de Vaca asegura ser un perseguido político de la 4T. ¿El problema? Sobre su cabeza pesan acusaciones no solo provenientes de Morena, sino de la UIF, la FGR e incluso del gobierno de Estados Unidos.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Sí, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas e impulsor clave de la Alianza Federalista, es uno de los principales opositores de la 4T. Independientemente de ello, las acusaciones que carga sobre su cabeza provienen de al menos cuatro expedientes distintos, abiertos por al menos cuatro entidades diferentes.
 
Y aunque el desafuero del gobernador tamaulipeco todavía no es seguro: Cabeza de Vaca está acorralado por múltiples frentes.

Primero, la investigación que realiza la Fiscalía General de la República encabezada por Alejandro Gertz Manero. En esta, la SEIDO le siguió la pista a presuntas operaciones con recursos ilícitos del narcotráfico –  efectuadas por Cabeza de Vaca y sus prestanombres. Y que a lo largo de más de una década, le habrían resultado en un patrimonio de casi mil millones de pesos.

Dos, las pesquisas de la Unidad de Inteligencia Financiera de Santiago Nieto, las cuales, han aportado al expediente de la FGR pruebas contra Cabeza de Vaca por presunto enriquecimiento ilícito, desvío de recursos públicos y defraudación fiscal.

Tercero, las constantes denuncias del senador morenista, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien se ha encargado de mantener la presión mediática sobre el caso García Cabeza de Vaca. Y en una estrategia cuentagotas, ha ido soltando acusaciones y supuestas evidencias que enriquecen la carpeta de la Fiscalía y que arrojan luz sobre el mar de presuntas irregularidades en las que ha incurrido el político panista. Como una supuesta reunión en 2012 entre Cabeza de Vaca, Genaro García Luna y el Chapo Guzmán. 

Por último, los señalamientos provenientes del gobierno de Estados Unidos. Y es que el FBI ya tiene una carpeta con el nombre de García Cabeza de Vaca, la DEA aseguró tener conversaciones del tamaulipeco con operadores del Cártel del Golfo, y el Departamento del Tesoro ya le puso atención a presuntos actos de lavado de dinero, fraude bancario, electrónico y fiscal, que habría cometido el tamaulipeco en tierras norteamericanas. 

Y así, investigado desde al menos cuatro frentes, uno de los opositores más firmes de la 4T podría pasar de ser un “Preso político”, a un “político preso”. Porque que Cabeza de Vaca parece estar cada vez más acorralado. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad