FACEBOOK

VISTAS
18 de Septiembre del 2019

El Bronco: por qué se va a ir

Fuentes cercanas a las negociaciones del Congreso aseguran que las bancadas del PRI y de Movimiento Ciudadano están comprometidas con sacar al Bronco.

Cuando Samuel García dice que Jaime Rodríguez “el Bronco” tiene los días contados como gobernador de Nuevo León es porque el Congreso ya tiene una fecha tentativa para hacer efectiva su destitución: el 1 de noviembre de 2019.

Estas son las tres razones por las cuales la clase política de Nuevo León considera que la salida de Jaime Rodríguez es prácticamente un hecho.

  1. Porque ya están alineados los partidos

Fuentes cercanas a las negociaciones del Congreso aseguran a Código Magenta que al menos las bancadas del PRI y de Movimiento Ciudadano están comprometidas con sacar al Bronco. 

Francisco Cienfuegos, jefe de la bancada priista, habría expresado su visto bueno al proceso de destitución. Incluso se asegura que ya está cabildeando la designación del próximo gobernador.

En cuanto a Movimiento Ciudadano, la intención de sancionar al Bronco es pública. El senador Samuel García la ha convertido en su principal bandera política de cara al proceso electoral de 2021. Además, la conducción de este proceso recae en la Comisión Anticorrupción, que preside Arturo Bonifacio de la Garza, diputado local por MC.

Morena tampoco pondría resistencia a la salida del Bronco. El apoyo al gobernador desde el gobierno federal ha sido prácticamente nulo.

En caso de que se determine que Jaime Rodríguez será sancionado de manera directa, como pronostican un grupo importante de expertos legales, se necesitarían 22 votos para su remoción. Las bancadas del PRI, Movimiento Ciudadano y Morena cuentan con 23 votos.

2. Porque la defensa legal del Bronco se está cayendo a pedazos

El gobernador de Nuevo León fue encontrado culpable por la Sala Regional del Tribunal Electoral del PoderJudicial de la Federación de desviar recursos públicos y presionar a 572 funcionarios para recabar firmas para su candidatura presidencial durante horario laboral.

Esta instancia emitió una sentencia que determinó que el Congreso deberá decidir cómo sancionar al gobernador y a su secretario de Gobierno, Manuel González.

Hasta ahora, la defensa del Bronco se ha limitado a imponer una queja mal encausada ante este tribunal por una presunta violación a sus derechos humanos.

Manuel González, por otra parte, presentó un amparo contra la posibilidad de que se inicie un juicio político. Su recurso fue rechazado, lo cual no solo habla de la debilidad de sus argumentos legales, sino que esto sienta las bases para que el Congreso sancione de manera directa y no través del juicio político.

La diferencia es fundamental, porque el primer escenario requiere de 22 votos y el segundo, de 28. Esto quiere decir que la sanción directa implicaría que es suficiente un consenso entre PRI, Movimiento Ciudadano y Morena; no habría necesidad de agregar a la bancada del PAN, que es la primera fuerza del Congreso.

3. Porque el proceso ya está en marcha en el Congreso

Código Magenta tuvo acceso a un documento interno del poder legislativo que contiene el calendario tentativo de todo el proceso de sanción.

Estas son las fechas clave:

El 23 de septiembre se estaría presentando para su aprobación en la Comisión Anticorrupción el dictamen de las reglas procesales.

El 7 de octubre está planeado el emplazamiento de los infractores, que tendrán que rendir pruebas favorables a su caso.

EL 15 de octubre, la Comisión Anticorrupción realizaría la audiencia de pruebas y alegatos; que serán analizadas durante dos semanas.

El 25 de octubre se aprobaría la sanción de acuerdo a un dictamen elaborado por esta misma comisión.

Y el 28 de octubre, la sanción sería votada en el Pleno.

Finalmente, el 1 de noviembre, vencería el plazo para impugnar el castigo.

El día de todos los santos podría ser el último día de Jaime Rodríguez Calderón en el poder. Algo irónico, dado que se trata de un político que de santo no tiene nada.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que quebró la ley. Y no sólo eso: “El Bronco”, que alguna vez estuvo en la portada de la edición internacional de la página de The New York Times,  representa el rotundo fracaso del modelo independiente en México.