FACEBOOK

VISTAS
12 de Junio del 2020

¿Quién es el arquitecto detrás de la reforma de Monreal?

Al interior del Pleno del IFT señalan a uno de sus integrantes como el autor intelectual de la reforma que desaparece a los reguladores de competencia del Estado mexicano. Se trata de una figura que ha sido cuestionada por vínculos a Televisa y a América Móvil.
Oficialmente, la propuesta de fusionar la Cofece, el IFT y la CRE en un sólo órgano regulatorio viene de Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado. Extraoficialmente, la iniciativa de reformar el artículo 28 constitucional es atribuida a la oficina de Adolfo Cuevas Teja, comisionado presidente interino del IFT. De acuerdo a Irene Levy, presidenta del Observatel, las propiedades del documento presentado por Monreal muestran que el autor del archivo es Vladimir Rosas Pablo, director de área de la oficina del comisionado Cuevas. El equipo de prensa del coordinador de mayoría en la Cámara Alta bajó el documento señalado y subió uno nuevo con el nombre del autor corregido. Hasta el momento, la oficina de Cuevas no ha emitido algún posicionamiento al respecto. De confirmarse la información, significaría que el presidente interino del IFT estaría abogando a favor de la desaparición de la instituto del cual forma parte. Rodrigo Morales Elcoro, ex comisionado de la extinta Comisión Federal de Comeptencia e investigador de la Facultad Libre de Derecho, describió la iniciativa propuesta por Monreal como “una reforma para capturar a órganos reguladores de competencia y telecomunicaciones”. Se trata de un cambio constitucional que implica una concentración de poder regulatorio mayúsculo: se sustituirán 20 comisionados del IFT, la Cofece y la CRE por 5 consejeros del nuevo Instituto Nacional de Mercados y Competencia. La presunta autoría de Cuevas como el arquitecto de la nueva política de competencia de la 4T sugiere que el actual comisionado presidente del IFT podría convertirse en el flamante zar antimonopolio del Estado mexicano, una posición de poder que, de avalarse la reforma de Monreal, se volvería más propensa a la captura regulatoria y a la injerencia del Ejecutivo Federal. En el 2017, versiones periodísticas, incluido un reportaje del portal La Política Online, señalaron que América Móvil y Televisa, los dos mayores jugadores del sector de telecomunicaciones (ambos etiquetados como agente económico preponderante por el regulador), estarían empujando la candidatura de Adolfo Cuevas a la presidencia del IFT. Un año después, durante la votación de de la separación funcional de Telmex y Telnor, uno de los casos de más alto perfil que ha revisado el IFT, Cuevas fue el único comisionado que votó en contra de esta medida de regulación asimétrica. La prensa documentó que, semanas antes, recibió en su oficina a Francisco Hernández, secretario del sindicato de telefonistas mexicanos, la organización que cabildeó de manera más agresiva la separación funcional Telmex-Telnor. Adolfo Cuevas también ha sido acusado de tener vínculos con Televisa y con la Cámara de Industria de Radio y Televisión. En el 2014, en el contexto de la llamada guerra de telecomunicaciones entre América Móvil y Televisa, Mony de Swaan y Purificación Carpinteyro, dos figuras consideradas cercanas al entorno del consorcio de Carlos Slim, acusaron a Cuevas de tener un conflicto de interés con el CIRT. Explicaron que abandonó una sesión del IFT en la que se discutió si el organismo promovería una controversia constitucional por considerar que algunos aspectos de la reforma de telecomunicaciones limitaban la autonomía del instituto. El voto de Cuevas se emitió de manera remota, vía telefónica, dado que se encontraba en camino a un evento del CIRT, donde se reunió con legisladores, específicamente Javier Lozano y Federico González Luna, quienes le aplaudieron públicamente el sentido de su voto. Si Morena consigue la mayoría calificada para desaparecer la Cofece y el IFT, se estaría avalando una política que fue fuertemente cabildeada por los poderes fácticos durante el proceso de negociación del Pacto por México en los primeros meses del sexenio de Enrique Peña Nieto. Organizaciones como el CIRT y el IDET, cercanos a los intereses de América Móvil y Televisa, se posicionaron fuertemente en contra de la separación sectorial de los reguladores de competencia. La reforma presentada por Monreal significaría un retorno a este status quo. El nombramiento de Cuevas confirmaría la captura regulatoria del Estado mexicano.