FACEBOOK

VISTAS
30 de Agosto del 2019

El año del ganso: “Primero los pobres”

Revisamos qué se ha hecho en política social durante los 9 meses de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
Estamos a la vuelta del Primer Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El “perseverante” político que contendió tres veces por la presidencia de la república, y cuando ganó prometió un cambio de régimen, la famosa Cuarta Transformación. Con la 4T cambió la fórmula de la distribución del ingreso y con ello la estrategia para combatir la pobreza. Le apostaron a la entrega directa de apoyos económicos a través de programas sociales para los más pobres. Los apoyos principalmente van para estudiantes, adultos mayores, madres solteras, personas con discapacidad, pequeños productores del campo y para los jóvenes. Una de las más grandes ambiciones es el programa, “Jóvenes Construyendo el Futuro”, que va dirigido a los “ninis”. En la historia de nuestro país, nunca antes se había implementado una intervención exclusiva para los jóvenes que ni estudian ni trabajan. En este programa los jóvenes son contratados las empresas como practicantes, y su sueldo lo paga el gobierno. Para el 2019 se le asignaron 40 mil millones de pesos, equivalentes a 1.6 veces el presupuesto del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT). Podríamos afirmar que es uno de los programas estrellas de la administración. Donde no estamos mejor es en las fallas en la operación de los programas sociales. Las inconsistencias son una constante. Los beneficiarios reportan que los programas aún no están al cien por ciento; las principales quejas son los retrasos en la entrega de las tarjetas de apoyo o que los padrones no han sido totalmente integrados. Si bien son proyectos nuevos, ya pasaron 9 meses del inicio del gobierno y los errores ya deberían ser mínimos. La organización no gubernamental Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) presentó un estudio que demuestra la vaguedad de la información del gobierno respecto a los beneficiarios del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”. Según el informe no hay  claridad respecto a los 970 mil jóvenes que reciben los apoyos. Además resaltan irregularidades en cómo se conformó el padrón. Aunado a esto Hacienda registró el subejercicio presupuestal en 5 de los programas clave. Para dar un ejemplo, Jóvenes Construyendo el Futuro avanzó apenas en el 32% de los recursos programados para el primer semestre del año. Debía haber gastado 15,392 mdp, pero sólo ha repartido 4,918.6 mdp. Esto nos da señales de que la parte administrativa tiene que ajustarse. MCCI insisten en que sí los programas sociales reciben una gran tajada del presupuesto, el diseño, la operación y los resultados, así como la transparencia y rendición de cuentas de todo el programa, son asignaturas en las que no es posible fallar. Ya veremos el domingo si se aclaran algunos de estos puntos.