FACEBOOK

VISTAS
11 de Mayo del 2018

¿AMLO peleado con empresarios?

Sería iluso esperar que toda la iniciativa privada estuviera enfrentada con AMLO, quien lidera las encuestas por casi 20 puntos de ventaja
Depende de quien estemos hablando. La realidad es que la iniciativa privada no es un grupo único. No podemos poner en una misma categoría las preferencias políticas de Alfonso Romo y de Alejandro Ramírez. El primero es un empresario con intereses agroalimentarios y financieros a escala global que se convirtió en el coordinador de proyecto de nación de Morena. El segundo, que hizo de Cinépolis una cadena con presencia mundial, es un empresario que históricamente ha apoyado al PAN y que hoy por hoy se ha convertido en la mayor figura de oposición empresarial frente a López Obrador. La realidad es que, independientemente de lo que diga un desplegado de cuatro páginas del Consejo Coordinador Empresarial, al interior de la élite de la iniciativa privada hay gente a favor, neutral y en contra del proyecto de AMLO.

Grupo Monterrey

Mucho se ha hablado de que José Antonio Fernández Carbajal, el presidente de Femsa y del Tec de Monterrey, apoya abiertamente a Ricardo Anaya. También se ha comentado la simpatía de Armanda Garza Sada, presidente de Alfa, hacia José Antonio Meade. Incluso se le ha visto tomando la palabra en eventos públicos del candidato del PRI. Sin embargo, poco se ha dicho de otros empresarios regiomontanos que apoyan a López Obrador o que por lo menos le dan el beneficio de la duda. Rogelio Zambrano, presidente del consejo de administración de Cemex, dijo en plena Asamblea Anual de Accionistas que en el exterior no hay temor de que AMLO pueda ganar. No es algo menor. Cemex es considerada la empresa mexicana más globalizada. Una parte importante de las acciones de la empresa está colocada con inversionistas institucionales como Blackrock, la firma de administración de activos más grande del mundo. También está el caso de David Martínez, el financiero que hizo una fortuna de más de 4 mil millones de dólares a base de reestructuraciones soberanas y privadas. La prensa mexicana reporta que, como accionista de Alfa, hizo un llamado a que el grupo no rivalice con López Obrador. Las palabras de Martínez cuentan, y cuentan mucho en Monterrey. Rescató de la quiebra, por así decirlo, a Cydsa, a Vitro y, más recientemente a ICA, que tiene intereses importantes en el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Además, Martínez es uno de los grandes jugadores de telecomunicaciones en Argentina. Su imperio creció exponencialmente durante los gobiernos de izquierda de los Kirchner. Para nadie es un secreto que Dionisio Garza Sada ve con buenos ojos a López Obrador. La semana pasada, Grupo Reforma publicó que asistió a una reunión con la presidenta de Morena Yeidckol Polevnsky. Garza Sada es hijo de Dionisio Garza Medina, quién fuera el número uno de Alfa antes de pasar el control a sus primos Álvaro Fernández Garza y Armando Garza Sada. Los Dionisios son dueños de Jagua E&P, una petrolera con importantes intereses en el sector energético mexicano.

Mr. Slim

¿Se quebró la relación de Carlos Slim y Andrés Manuel López Obrador? Parece que no. La batalla por el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México podría quedar resuelta en las próximas semanas. El propio AMLO ha dicho que está analizando concesionar el proyecto, como lo sugirió el hombre más rico de México. En una entrevista, Carlos Urzúa, el potencial Secretario de Hacienda de AMLO, dijo esto sobre Slim y López Obrador: "Se conocen muy bien y se confían mucho. Este tema puntual es una disputa contractual, no ideológica ni emocional."

Las televisoras

Ni Televisa, ni su presidente del consejo Emilio Azcárraga, ni sus directores Bernardo Gómez o Alfonso de Angoitia se han pronunciado explícitamente sobre López Obrador. Sin embargo, hemos visto guiños hacia AMLO como la cómoda entrevista que tuvo el candidato de Morena con el panel de Tercer Grado. Es de conocimiento público que Televisa está en un proceso de negociación para una potencial compra, venta o fusión con Univisión, lo que necesariamente requerirá del visto bueno de la próxima administración. Y qué decir de Ricardo Salinas Pliego y Televisión Azteca. El hecho de que Esteban Moctezuma, ex presidente de la Fundación Azteca y ex Secretario de Gobernación,  haya sido incluido en el gabinete de López Obrador deja poco espacio para la especulación.

Los mineros

Si hay un grupo que quiere evitar que AMLO llegue al poder, ése es el de los empresarios mineros, particularmente Alberto Baillères, dueño de Peñoles, y Germán Larrea, dueño de Grupo México. Para ellos es inaceptable el regreso del sindicalista Napoleón Gómez Urrutia, quién llega apoyado por personajes de la talla del líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn.

Los “salinistas”

Para Andrés Manuel López Obrador, el sexenio de Carlos Salinas de Gortari marcó un antes y un después para la relación del poder político y el poder económico. En más de una ocasión se ha referido a Claudio X. González, a Olegario Vázquez Raña y a Roberto Hernández como empresarios afines al salinismo que se han enriquecido al amparo del sistema. El conflicto de AMLO con estos empresarios no sólo es el más evidente, sino el más antiguo. Es a ellos a quienes se refieren cuando asegura que la mafia se robó la presidencia en el 2006.

Los nuevos hombres de negocio

Los dos personajes que lideran el Consejo Mexicano de Negocios, Alejandro Ramírez, de Cinépolis, y Eduardo Tricio, de Lala y Aeroméxico, también han mostrado públicamente su descontento hacia AMLO. Ambos dirigen empresas globales cuyo modelo de negocio parece ajeno a las dinámicas del poder público, sin embargo se han vuelto dos figuras emblemáticas en el enfrentamiento político con López Obrador. Lo que habría entender de la relación de AMLO con la iniciativa privada son dos cosas: La primera, que los empresarios son pragmáticos y están dispuestos a jugar con cualquier opción política si su modelo de negocios así lo exige. La segunda, y esto es lo más importante, no todos los empresarios piensan igual. Aunque cueste creerlo.