FACEBOOK

VISTAS
20 de Febrero del 2019

AMLO y su gira por los pueblos heridos de México

El dolor es una constante en México. Y parece que AMLO lo sabe. Desde hace un mes el presidente se puso la bata de doctor y cargó su cuaderno de recetas para visitar a donde más le duele a México: la cuna del huachicol, la cuna de la impunidad y la cuna del narco

La cuna del huachicol

Todo comenzó cuando AMLO diagnosticó una bacteria llamada huachicol dentro del sistema de abasto de combustible de Pemex. El tratamiento era duro, frenar la bacteria de golpe. La bacteria huachicol resultó ser tan peligrosa que entre los efectos secundarios se encuentra el desabasto de combustible en distintos puntos de la república, que provocó largas filas de automóviles en las estaciones de gasolina y cientos de empresas afectadas en su operación. Y aún más grave la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo que causó la muerte de 131 mexicanos. Ante estos sucesos la gira clínica comenzó el 22 de enero en Acambay, Estado de México. Una población donde las prácticas ilegales de robo de gasolina le colgaron la etiqueta de pueblo huachicolero. La visita médica consistió en pedir apoyo al pueblo de Acambay a colaborar en ponerle fin al huachicol.

La cuna de la impunidad

El gobierno que antecedió a la administración actual heredó una herida abierta ubicada geográficamente en Iguala, Guerrero. La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa exhibió a nivel nacional e internacional la corrupción dentro del gobierno mexicano. Y lo más grave es que el caso quedó impune y olvidado por el gobierno federal. La nueva administración se apropió del tema y prometió encontrar la verdad. La segunda visita médica ocurrió el 7 de febrero donde AMLO pisó la cuna de la impunidad. Durante la visita encabezó la entrega del programa de becas para los estudiantes y anunció la comisión para la verdad y la justicia, cuyo principal objetivo es esclarecer los hechos ocurridos durante la noche de la desaparecieron los normalistas. Aunque la cicatriz nunca podrá borrarse, AMLO ofreció a Iguala encontrar la verdad y coser la herida abierta para comenzar a sanar.

La cuna del narcotráfico

La última visita médica resultó ser histórica. El 15 de febrero AMLO pisó la tierra que ningún presidente del México contemporáneo se había atrevido a pisar, la tierra del chapo, Badiraguato, Sinaloa. Para México el narcotráfico es el cáncer que ha estigmatizado no sólo a poblaciones como Badiraguato, sino al país entero. Además, su crecimiento en células delictivas dispersas a lo largo y ancho de la anatomía mexicana ha bañado de sangre al país. Dejando como resultado cifras espeluznantes, en 2018 se hablaban de 250,000 asesinatos desde el inicio de la guerra contra el Narco. Badiraguato, que había sido una tierra olvidada por el gobierno, recibió con los brazos abiertos a AMLO quien les ofreció su lista de programas sociales para sacar a los jóvenes del mundo del narco. Dentro de su visita supervisó la construcción de la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo, Sinaloa que atraviesa el “triángulo dorado” del narcotráfico, zona de control del Cártel de Sinaloa. La visita de AMLO sumado a la condena de El Chapo manda una señal de debilitamiento del Cártel de Sinaloa, que durante el sexenio pasado fue la organización de la droga más poderosa de México. Y como para todo dolor hay una cura, AMLO ofrece los programas sociales como la receta que va a comenzar a sanar a los pueblos más heridos de México. Los programas sociales, que operan a través de la Secretaría del Bienestar, tratan de dar pensiones económicas a las personas con necesidad de apoyo. A los adultos mayores, $2,550 pesos bimestrales. A las personas con discapacidad, $2,550 pesos bimestrales. Becas a estudiantes de $1,600 pesos bimestrales. Trabajo como aprendices a jóvenes desempleados con un apoyo de $3,600 pesos mensuales. Apoyo para los productores del campo de $6,000 a $8,000 pesos mensuales dependiendo del tamaño del terreno que trabajen. Y un programa llamado Tandas para el Bienestar, que consiste en facilitar créditos a los pequeños negocios. AMLO ofreció al pueblo más olvidado y lastimado de México: trabajo, bienestar y apoyo por parte del gobierno para salir adelante, ¿será suficiente?.