FACEBOOK

VISTAS
22 de Mayo del 2020

Por qué AMLO tiene la mesa puesta para ganar en 2021

Demoscopia Digital, una firma de investigación de mercados basada en Monterrey, realizó una encuesta nacional para estimar las preferencias de votación de las elecciones a las 14 gubernaturas estatales de 2021. En nueve de ellas, Morena cuenta con una ventaja de doble dígito.
“Cuando el presidente dice que la pandemia le cayó como anillo al dedo, en realidad refleja el pensamiento de sus colaboradores más cercanos e influyentes”. Esto lo dice a Código Magenta uno de los aliados más antiguos de Andrés Manuel López Obrador, quien pidió mantener su identidad anónima ya que considera que el gobierno de la 4T se ha radicalizado, incluso para los estándares de la izquierda mexicana de finales del siglo XX. El presidente ha podido transitar desde un proyecto moderado hacia uno de mayor antagonismo con el empresariado y con la clase media-alta sin que esto signifique ceder terreno político a la oposición. Demoscopia Digital, una firma de investigación de mercados basada en Monterrey, realizó una encuesta nacional para estimar las preferencias de votación de las elecciones a las 14 gubernaturas estatales de 2021. En nueve de ellas, Morena cuenta con una ventaja de doble dígito. En dos de ellas, la diferencia entre el candidato oficialista y el segundo lugar se encuentra dentro del margen de error, pero los distintos careos favorecen marginalmente al partido del presidente López Obrador. Querétaro es el único bastión en el que la oposición mantiene una ventaja amplia. Nuevo León y Sonora están en disputa. En tres de los cuatro estados en los que Morena no tiene proyectado un triunfo sólido, los candidatos presentados en los careos son aliados del primer círculo del presidente Andrés Manuel López Obrador que se identifican con el ala moderada de la 4T. En Nuevo León, la diputada federal Tatiana Clouthier adelanta a Samuel García, de Movimiento Ciudadano, por una diferencia de tres puntos. En el careo contra Luis Donaldo Colosio, también de Movimiento Ciudadano, Morena cae al segundo lugar por cuatro puntos. En Sonora, Alfonso Durazo, actual secretario de Seguridad Ciudadana, presenta una ventaja de tres puntos sobre el candidato del PRI, Ernesto Gándara. En San Luis Potosí, Esteban Moctezuma, secretario de Educación Pública, tiene una preferencia electoral superior de seis puntos a la de su rival del PAN, Xavier Nava Palacios. Los datos de Demoscopia Digital sugieren que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha posicionado a su partido para mantener la mayoría legislativa en los comicios de 2021. En caso de consolidar su objetivo, se convertiría en el primer presidente desde Carlos Salinas de Gortari en retener el control del Congreso en las elecciones intermedias. El nivel de aprobación de López Obrador se ha erosionado de manera significativa en los últimos meses. De acuerdo a Oraculus, un agregador de encuestas, esta cifra pasó de 81 por ciento en febrero de 2019 a 66 por ciento en abril de 2020. A pesar de ello, la oposición no ha sido capaz de capitalizar este leve descontento. La encuesta más reciente de El Financiero sitúa la preferencia electoral a nivel nacional del PRI y del PAN por debajo del umbral de 16 por ciento, un nivel similar al de inicio de sexenio. La nueva normalidad política de la 4T está vinculada a un punto de inflexión en la dinámica electoral de América Latina. James Bosworth, autor del Latin America Risk Report y socio fundador de la firma de consultoría política Hxagon, argumenta que hay dos factores que están redefiniendo a los partidos políticos en la región: los movimientos populistas y la fractura del espectro tradicional izquierda-derecha. El sistema político mexicano contemporáneo cumple a cabalidad estas dos condiciones. De manera similar a lo que ha sucedido en las democracias de Europa y Estados Unidos en la última década, la balcanización entre élites y movimientos populistas representa la división política más importante de la sociedad mexicana. Y hasta ahora, no hay ningún grupo en la oposición que esté disputando el espacio que el proyecto de Andrés Manuel López Obrador ocupa en este espectro. Sin embargo, esto no es definitivo. Bosworth considera que el descontento por la crisis sanitaria y económica del Covid-19 tiene el potencial de unir a la derecha y a la izquierda en una nueva coalición populista que rete la hegemonía del partido en el poder. “Esta ronda de protestas contra la cuarentena (en América Latina) juega a favor del momento anti-oficialista”, explicó el fundador de Hxagon. En México, se han registrado más de 6 mil muertes por Covid-19 y el consenso de analistas encuestados por Banco de México proyecta que la economía nacional se contraerá 8 por ciento este año. En política, nada es definitivo.