FACEBOOK

VISTAS
09 de Mayo del 2019

¿A qué vino Kicillof?

El arquitecto de la economía kirchnerista en Argentina hizo contacto con el entorno de Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, su visita es menos relevante de lo que lo hicieron ver los críticos de la 4T
Se sabía que Axel Kicillof es el economista favorito de la izquierda argentina. Después de su viaje por México, también se volvió evidente que el sentimiento es el mismo en la izquierda mexicana. El ex ministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner es referido como el arquitecto de la política fiscal, monetaria y comercial que explica en gran medida la coyuntura de estridencia económica que ahora enfrenta Argentina. Su recibimiento en México fue más que cálido. Kicillof se reunió con la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde; con la Secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín; con el Presidente del Senado, Martí Batres; con el Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, Héctor Vasconcelos; y con el Coordinador de Asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel. Además, fue entrevistado por la periodista Carmen Aristegui y el académico John Ackerman le organizó una conferencia en la UNAM. ¿El tema? Cómo enfrentar el neoliberalismo. El furor Kicillof, no obstante, encuentra poca resonancia con la política económica de la administración de Andrés Manuel López Obrador. La gestión económica del kirchnerismo destacó por su heterodoxia: se aplicaron medidas como impuestos a la exportación, una política excesivamente restringida de control de cambios, se tenía un banco central a merced de la dominancia fiscal y se promovió un estímulo a la demanda agregada mediante la expansión del gasto público deficitario. En cambio, la política económica del lopezobradorismo se ha apegado a la ortodoxia económica y al status quo: superávit fiscal primario, ajuste a la baja del gasto público, política monetaria garantizada por la independencia absoluta del banco central y una política comercial definida en los términos de un tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. El contraste es evidente. A pesar de ello, el ahora diputado peronista dijo en una entrevista periodística que “hay muchas coincidencias entre López Obrador y Cristina Kirchner”. Kicillof argumentó que lo que unía a “los gobiernos populares que nacen de las cenizas del neoliberalismo” es la intervención del Estado para atender necesidades productivas y sociales de una nación. La retórica, sin embargo, no explica el motivo de la visita. Kicillof, el vocero económico del kirchnersimo, hizo escala en México antes de viajar a Washington. En Argentina, esta gira es entendida como una señal más de la latencia de la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. Realpolitik.