4 de noviembre 2020

Internacional

No existe un solo voto latino

Una de las grandes lecciones de esta elección es que -a diferencia de otras demografías- no todos los latinos en EU tienden a votar igual.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Los votantes latinos en Estados Unidos tienen cada vez más poder. Las encuestas de salida durante el día de la elección estimaron que un 13 por ciento de las personas que salieron a votar son latinos, comparado con el 12 por ciento en los comicios de 2016.

Solo que, a diferencia de otras demografías, como los afroamericanos, quienes suelen votar de manera homogénea, el voto latino está profundamente fragmentado.

Sí, desde hace décadas se sabe que los latinos de ascendencia caribeña en el estado de Florida votan por los republicanos y que los hispanos de California prefieren a los demócratas. Pero la elección de este 3 de noviembre nos muestra que el voto latino es bastante más complejo.

Lejos queda el avasallarte apoyo latino del 72 por ciento que recibió en 1996 el entonces presidente Bill Clinton, quien obtuvo la reelección.

De acuerdo con la agencia Reuters, en esta elección el presidente Donald Trump resultó victorioso en ambos Texas y Florida “en parte por el recién descubierto apoyo entre los votantes latinos”.

En total, refiere el sondeo nacional de Edison Research, Trump obtuvo un 3 por ciento más votos por parte de la población hispana que en 2016. El crecimiento fue notable particularmente entre los hombres hispanos.

Y es que los resultados de las encuestas a pie de urna este 2020 revelan la diversidad de preocupaciones que aquejan a los latinos y que los motivan a salir a votar.

Para algunos ciudadanos hispanos, las “ganas de un cambio” y el tenso clima anti-inmigrante que se vive en Estados Unidos los hicieron votar por Joe Biden.


“La mayoría de las personas que conozco van a votar por Biden, sólo conozco a mi hijo que va a votar por Trump porque dice que si cambia el presidente él perderá mucho dinero”, contó a Telemundo Rafael Melgoza, de McAllen, Texas.

En tanto, Lourdes (no dio su apellido) expresó que decidió votar este martes por primera vez en su vida luego de un incidente con un agente fronterizo.



“En 2019, fui a México, y al volver, en el aeropuerto, uno de los oficiales dijo que mi permiso no era bueno y cortó mi tarjeta por la mitad. Es por ello que me volví una ciudadana”, relató a la cadena de noticias. 


Pero no todos los latinos dicen querer un cambio. Otros votantes de ascendencia hispana dijeron que Donald Trump sería la mejor opción para rescatar una economía severamente golpeada por la pandemia. Como lo manifestó Eva Arechiga, de la misma ciudad fronteriza.

“Él (Donald Trump) estudió negocios y su papá le tenía tanta confianza que invirtió en él y él pudo convertirse de millonario a multimillonario, por lo que él nos va a ayudar en Estados Unidos y nos va a proteger”, dijo.

Aunque también existen aquellos latinos que dicen simpatizar con Trump por razones ideológicas.

“La cosa que inicialmente me atrajo y que me mantiene atado a él es que les ha enseñado a los republicanos no solo a ganar, sino a no aceptar cualquier golpe que la izquierda esté dispuesta a lanzar”, le dijo Reymundo Torres, de Arizona, a NPR.

Así que, tras esta elección, es probable que la narrativa que etiqueta a los latinos como simpatizantes demócratas pierda fuerza.

En cambio, lo que seguramente harán los estrategas políticos en Estados Unidos es intentar entender las particularidades de los distintos votos latinos en el país; comprender -y seducir- al bloque de electores no-blanco más grande del país, lo amerita.

Publicidad
Publicidad
Publicidad