FACEBOOK

VISTAS
31 de Julio del 2020

Billy, el Bronco y la justicia selectiva

¿Qué tienen en común Guillermo Álvarez, director general de la Cooperativa Cruz Azul y El Bronco? Que ambos usaron la misma empresa facturera.
Uno tiene orden de aprehensión. El otro, en cambio, cabalga libre. Guillermo Álvarez Cuevas y Jaime Rodriguez son señalados por las mismas culpas y están involucrados en la misma red de factureras y empresas fantasma. Sin embargo, este miércoles, la Fiscalía General de la República giró una orden de aprehensión en contra del director general y actual presidente del club de futbol Cruz Azul, acusado de los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita. Hoy se encuentra en calidad de prófugo. Mientras que al gobernador de Nuevo León la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo sigue favoreciendo al aplazar la resolución del caso de las Broncofirmas, que culminaría con su destitución como gobernador de Nuevo León. De acuerdo con un juez, Billy Álvarez incurrió en actos delincuenciales por el desvío de más de mil 200 millones de pesos de la Cooperativa Cruz Azul a través de un esquema multimillonario de lavado de dinero cuyo eje central es ATTAR 2715 SC. Sí, la misma red que en febrero pasado Código Magenta documentó que comprendía una empresa la cual financió la operación de recolección de firmas para la campaña presidencial de El Bronco. El esquema registra flujos por más de 5 mil millones de pesos. Los documentos a los que tuvo acceso este medio ponen en evidencia una compleja red de compañías fantasma que se dedican a vender facturas, y sociedades reales como ActInver Casa de Bolsa y sí, la Cooperativa Cruz Azul. Esta misma cooperativa, presidida por Álvarez, aparece como sujeto recurrente en los cinco nodos principales que se desprenden de ATTAR 2715 SC. De hecho, la cooperativa es una de las entidades más activas de este esquema, con transferencias comprobables de más de 200 millones de pesos con ATTAR 2715 SC, la cual es vinculada a Jaime Rodríguez por la transferencia de 6.6 millones de pesos a 1,035 tarjetas de dispersión de Banorte, BBVA, Citibanamex y Saldazo Oxxo que fueron utilizadas por auxiliares de la campaña presidencial del “Bronco” para recolectar firmas. Y mientras que Billy Álvarez es buscado por la Fiscalía General de la República para enfrentar las acusaciones en su contra, Jaime Rodríguez es ignorado por la justicia mexicana. La pregunta es, ¿por qué Billy sí y El Bronco no?