FACEBOOK

VISTAS
15 de Abril del 2020

Prisiones en Nuevo León… ¿mejores que el IMSS?

Los centros de reinserción social de NL se han tomado tan en serio la amenaza del covid19 que parecieran estar mejor equipados que el propio sector salud.
Para Eduardo Guerrero Durán, asesor penitenciario del gobierno de Nuevo León, la pandemia del coronavirus es para preocuparse. El equipo que encabeza, y que opera los cinco penales estatales en Nuevo León, ha implementado una serie de medidas para minimizar las oportunidades de contagio entre todas las personas que conforman el sistema penitenciario, así como los externos que tienen contacto con estas instituciones.

 “Se desinfecta en la mañana todas las áreas donde la gente duerme, todas las estancias, pero todo es todo, paredes camas, todo”, explicó Guerrero. “Todo el penal una vez al día se sanitiza al 100%”. De esta manera, los centros penitenciarios de Nuevo León mantienen la alerta frente a la amenaza del covid-19. Y han sido tan eficientes que parecieran estar mejor equipados que el propio sector salud. 
 “Todos los oficiales usan guantes, cubrebocas y careta, por ejemplo. Y cubrebocas de los N95”, puntualizó. 
Guerrero Durán, encargado de operar los cinco centros penitenciarios del estado, reconoció la urgencia de la situación. 
“Como (un penal) es un lugar cerrado donde ingresa mucho tipo de gente, ingresan oficiales, ingresa personal técnico, jurídico, administrativo, directivo y visita, pues es un lugar donde tiene una alta probabilidad de que entre una persona que traiga algún tipo de síntoma”, expuso. Por esa razón, la respuesta no se ha quedado corta. “Empezamos a tomar muchas medidas sanitarias al interior. Estamos llevando a cabo, por ejemplo, dos veces al día, desinfecciones en todo el penal”, contó. 
 “Y aquí empezamos a verificar un día sí y un día no a todo el personal operativo, administrativo, técnico, jurídico y a los PPLs”. “Todos los proveedores que entran, todos los vehículos que entran, se desinfectan. Todos los proveedores que entran tienen que entrar con un traje tibet, guantes, cubrebocas, todo”. Y aunque hasta ahora no se ha registrado ningún caso de covid-19 al interior de los penales de Nuevo León, las autoridades penitenciarias no bajan la guardia. 
 “Destinamos espacios para aislar. Son alrededor de 130 espacios en todos los centros. Tenemos dos tipos de espacios para poner en cuarentena cuando tenemos un posible sospechoso con síntomas. Y tenemos designados espacios por si tenemos gente confirmada. Son como 70 espacios de cada uno, más o menos”, dijo.
 Hasta ahora, las distintas fases de respuesta que se han puesto en marcha han resultado exitosas. 
“Fíjate que han respondido muy bien a esta situación, tanto los PPLs como las familias. Yo creo que sobre todo porque vieron sobre todo que las medidas preventivas que se fueron tomando fueron de manera gradual. Y yo creo que eso es bien importante”, consideró. Guerrero Durán asegura que no se han presentado inconformidades. “Ni una sola. Ni de abogados, ni de familia, ni de los PPLs. Yo creo que están muy conscientes… Las decisiones que hemos tomado, tan duras, tan drásticas, a lo mejor no son populares, pero son necesarias”. La duración de estas medidas todavía no está determinada. “El tiempo que sean necesarias”, concluyó.