FACEBOOK

VISTAS
05 de Febrero del 2020

Pocas vacaciones, cero puentes

AMLO quiere eliminar los famosos fines de semana largos porque los mexicanos “lamentablemente” no conocemos el significado de nuestros días festivos.
El presidente Andrés Manuel López Obrador quiere quitar los famosos y muy queridos fines de semana largos y la gente está vuelta loca. 
“La conmemoración de la Independencia ya sería para el mismo día, lo mismo el 20 de Noviembre, aniversario de la Revolución”, señaló al inicio de su conferencia mañanera. Sí, para el mandatario, los asuetos que se recorren para pegarlos al fin de semana -conocidos como “puentes”-, simple y sencillamente no tienen razón de ser. 

“Resulta que hoy, día 5 de febrero, nadie recuerda que se promulgó la Constitución”, se quejó el mandatario. Y quizá el presidente tenga razón. “Es muy lamentable que en los últimos tiempos se haya dejado en el olvido estas fechas cívicas, históricas”, dijo. Solo que también podría ser considerado muy lamentable que los trabajadores mexicanos tengamos, por ley, apenas 6 días de vacaciones al año, los cuales aumentan por dos días cada año hasta llegar a un máximo de 12 días. Eso sí, si tienes menos de un año trabajando, ni esperes tener vacaciones. Para que te des una idea de nuestra posición mundial en el tema vacacional, checa esto: En Francia o España, por ejemplo, un trabajador puede gozar de 30 días de vacaciones al año. Y sí, completamente pagados. worldpolicycenter.org Pero no nos vayamos tan lejos, pues en Brasil igual. Y en Panamá. Y en Perú también. Otros no tienen tantas, pero sí el doble o más que México. Por ejemplo, los trabajadores de Uruguay , Chile, Colombia, Venezuela y Bolivia gozan de 15 días. Los de Argentina tienen 14 y los de Honduras disfrutan de 10. Mientras tanto, con 6 largos días, nosotros en México estamos a la par de países como Nigeria y Tailandia. A esa triste realidad, habría que súmale que los trabajadores mexicanos somos los que más horas dedicamos al trabajo de entre los 15 países de la OCDE, según datos de 2017 del organismo internacional. 
Así que, frente a esta situación, para muchos mexicanos el tema cívico pasa a segundo plano. Aunque el presidente sienta otra cosa. “Sé que esto va a generar alguna polémica, pero considero que el que no sabe de dónde viene, nunca va a saber hacia dónde va”, exclamó. Lo que ahora sí sabemos es que, a partir del siguiente ciclo escolar, a donde muy probablemente no iremos los estudiantes y trabajadores mexicanos… es de vacaciones.