7 de agosto 2022

16 de junio 2016

Política

3 de 3: La vida y muerte de una reforma

La iniciativa 3 de 3 es un ejemplo de la corta vida biológica que muchas iniciativas tienen en México

Por Magenta Staff

COMPARTE ESTA HISTORIA

La iniciativa 3 de 3 nació como una forma de atacar la corrupción gracias al impulso de Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Creció gracias al apoyo de organizaciones civiles y ciudadanos, quienes la abrazaron con su firma para buscar que fuera obligatorio para funcionarios públicos dar a conocer su declaración patrimonial, de intereses y fiscal.

Se reprodujo cuando algunos legisladores y candidatos la hicieron parte de su campaña.

Pero murió al ser rechazada en el Senado.

La Ley de Responsabilidades Administrativas, mejor conocida como 3 de 3, pudo ser el nacimiento de una nueva etapa en la historia de México que estaría enfocada en reconstruir la confianza ciudadana.

Transparencia Mexicana, el IMCO, organizaciones civiles y más de 630 mil ciudadanos firmaron su compromiso para promoverla y hacer que fuera una realidad.

Su primera prueba fue superada durante la elecciones del 2015, donde legisladores y alrededor de 500 candidatos la hicieron parte de su campaña al publicar su 3 de 3 a través del portal oficial.

Gracias a ella, varios se etiquetaron como “candidatos transparentes” y se dijeron listos para combatir la corrupción.

Pero en apenas un año y medio, sólo 77 funcionarios más se han unido, uno de ellos del gabinete federal, poniendo su realización en peligro.

“El artículo 29, el artículo más emblemático que contiene esta obligatoriedad y la publicidad de los formatos de declaración patrimonial, de intereses y fiscal, no quedó como queríamos o como exigíamos todos los ciudadanos”, declaró Alexandra Zapata, investigadora del IMCO, en entrevista exclusiva para Código Magenta.

Por su parte, el Senado la ha visto como “el hijo feo”, ya que la desechó por versión “light” de la misma.

Esta consiste en no publicar declaración patrimonial ni de intereses, y sólo presentar la carátula de la declaración de impuestos.

Políticos en contra mencionaron que dar a conocer el valor de su patrimonio y los nombres de familiares y amigos representan una amenaza para su seguridad.

Mientras que el PAN y el PRD lograron 51 votos a favor, el PRI y el Partido Verde (PVEM) con 59 votos se oponen a colaborar dejándola con muy pocas posibilidades de sobrevivir como fue diseñada originalmente.

Si sobrevive o no ahora quedará en manos de la Cámara de Diputados, donde su adopción integral  tampoco es segura.

“Desafortunadamente teniendo la oportunidad de poner a México en avance en la lucha anticorrupción sin duda se pusieron del lado incorrecto de la historia del país”, agregó Zapata.

Publicidad
Publicidad
Publicidad