16 de mayo 2021

13 de abril 2021

Opinión

#YoQuéVoyASaber | Por las buenas o por las malas

Yo qué voy a saber

La actitud de Félix Salgado Macedonio es la de quien no duda en conseguir lo que quiere a como dé lugar. Por las buenas o por las malas. Por la razón o por la fuerza. Y representa de cuerpo entero la ideología del partido oficial

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA
https://twitter.com/Jannet_LP/status/1381658648762593283

Lo que dice Félix Salgado Macedonio es escandaloso.

Su actitud es la de quien no duda en conseguir lo que quiere a como dé lugar.

Por las buenas o por las malas.

Por la razón o por la fuerza.

¿De qué está acusado, cinco veces?… ah sí, de violación.

El arrebato del insistentemente aspirante a la gubernatura de Guerrero es, por decir lo menos, alarmante.

Pero además, lo retrata de cuerpo entero. Evidencia fielmente de qué está hecho.

Dice Ricardo Monreal que es una reacción natural.

Y tiene toda la razón.

Exactamente la de Salgado Macedonio es la reacción natural de un hombre que no sabe cómo lidiar con el rechazo.

Un hombre que no acepta un NO por respuesta.

Un hombre que, si no consigue algo, amenaza.

¿Sí vemos el camino?

Porque las expresiones del senador con licencia dejan muy poco a la interpretación.

Son las expresiones de la prepotencia. De quienes se sienten intocables. Merecedores de todo, protegidos por los dioses.

Son las expresiones de quien hará lo que sea, lo que sea, por obtener lo que busca.

https://twitter.com/Excelsior/status/1381683077425070082

Tope en lo que tope…

Suena mucho a alguien que respeta las vías legales. Suena mucho a alguien que entiende razones. Suena mucho a lo que uno espera de un gobernante.

Pero lo más alarmante es que la reacción del senador con licencia también retrata de cuerpo entero la ideología del partido oficial.

Esa que amenaza a quienes le desafían. Esa que insulta a quienes le contradicen.

Esa que desprecia a cualquiera que le cuestione.

Esa que, además, ignora las voces divergentes incluso dentro de su propia estructura.

Porque a Morena no podría importarle menos la manifestación de mujeres militantes y simpatizantes en contra de la candidatura de Salgado Macedonio.

Porque se siguen excusando en “los otros eran peores”.

Sí, ya sabemos por eso 30 millones votaron por la esperanza de una transformación.

Pero, aun así, siguen justificando todas sus incongruencias bajo el manto de su propia victimización.

Salgado Macedonio está en todo su derecho de impugnar las veces que considere necesario la decisión del INE, pero que amenace con ir a buscar a sus domicilios particulares a los Consejeros del Instituto electoral rebasa todo límite.

Pero eso hace la gente violenta. No distingue los límites. Porque está cegada por sus sentimientos heridos… y en este caso, un poco también por su hambre de poder.

Y si así se muestra en lo público, no se necesita ser genio para imaginar cómo será en lo privado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad