18 de abril 2021

2 de marzo 2021

Opinión

#YoQuéVoyASaber | La necedad y el cinismo

Yo qué voy a saber

Ni la honestidad ni la justicia fueron suficientes para inhabilitar a Salgado Macedonio. Opina @carol_hsolis en #Yoquevoyasaber La opinión de @carol_hsolis #YoQueVoyAsaber

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA

La respuesta de Andrés Manuel ante los cuestionamientos de por qué Félix Salgado Macedonio sigue en la lista de los elegibles de Morena, para ser gobernador de Guerrero, a pesar de que la Fiscalía del estado lo investiga por violación es preocupante.

De toda la pregunta, lo que Andrés Manuel escuchó fue “Felipe Calderón”, a pesar de que justo en ese momento, afuera de Palacio Nacional, un puñado de mujeres gritaban que rompiera el pacto, que un violador no será gobernador.

Pero Andrés Manuel ni siquiera sabe de qué pacto están hablando. Porque el presidente tiene su propio pacto, uno que lo mantiene aferrado a un añejo resentimiento que le nubla la razón.

Félix Salgado Macedonio sigue siendo, ante el IEE el candidato de Morena.

Eso, a pesar de que la semana pasada se les llenó la boca de presumir que habían decidido “quitarle” la candidatura del senador con licencia acusado de violación.

Nadie le quitó nada. Lo que hicieron fue tomar la decisión de repetir el proceso de selección para la candidatura de Guerrero.

Ni la honestidad ni la justicia fueron suficientes para inhabilitar a Salgado Macedonio.

Mejor eligieron regresar el proceso de selección de candidatos a la etapa de “valoración del perfil” y hacer una encuesta al pueblo bueno y sabio para determinar si el aspirante es o no un hombre de honor.

El resultado se sabrá el 10 de marzo, sí, dos días después de la conmemoración del día de la mujer, no vaya a ser que salieran a marchar pidiendo eso de romper el pacto.

Sin embargo, la lucha feminista no se ajustó a la agenda de Morena y este martes un contingente de mujeres protestaron afuera de Palacio Nacional.

Para contenerlas mandaron granaderos. Muchos granaderos.

Y mientras, en su conferencia matutina, López Obrador se mantuvo sordo a cualquier reclamo. Enfocado en su propio pacto contra los conservadores.

Yo no creo que nadie ponga en duda que muchos partidos se están subiendo al tren de la indignación por la candidatura de Salgado Macedonio para sacar provecho. Para golpetear.

Se llama política y esas cochinadas han existido siempre. Pero una cosa no desaparece a la otra. 

Salgado Macedonio tiene abierta una investigación en la Fiscalía de Guerrero, por el delito de violación.

Que Felipe Calderón cuestione la eventual candidatura de alguien que está siendo investigado por violación no invalida el hecho de que está siendo investigado por violación.

Pero parece que Andrés Manuel no entiende eso. El presidente reduce las protestas de las mujeres a un acto político-electoral.

Finalmente, en la inminente postulación de Salgado Macedonio como candidato de Morena, en Guerrero, hay cinismo y necedad.

El cinismo de un hombre que ha sido señalado pública y legalmente como un abusador y aún así sabe que puede gobernar un estado.

Y la necedad de otro que se niega a escuchar los reclamos porque el único pacto que entiende es el que mantiene con el rencor y con el pasado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad