27 de enero 2022

22 de diciembre 2021

Opinión

#YoQuéVoyASaber | La marcha de la justicia

Yo qué voy a saber

Hay ciudadanos que deciden denunciar, que hacen todo el burocrático proceso y que se quedan esperando respuestas que no consiguen… hasta que salen a bloquear una avenida con una marcha

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA

En la CDMX hay en promedio casi 7 marchas todos los días.

Unas 2 mil 500 al año.

Se calcula que se pierden 17 millones de pesos en ventas por cada dos horas que dura una manifestación.

Para quienes no están protestando, estas manifestaciones representan un verdadero martirio. Pierden tiempo y dinero.

Pero pareciera que las autoridades necesitan una marcha, una manifestación o un bloqueo vial para hacer su trabajo.

Ayer, una amiga animalista me llamó para pedirme que compartiera en Twitter un caso de maltrato y tortura animal.

Un hombre en la colonia Villas de Cortés, en la delegación Benito Juárez, tenía encerrados en su casa a varios perros y gatos a los que torturaba hasta la muerte.

Habían puesto ya la denuncia, varios reportes, ratificaciones y toda la demás tramitología que se necesita, pero a pesar de eso, las autoridades se negaban a dar una orden de cateo.

Hicieron todo, según la ley, y no hubo ninguna respuesta.

Pusimos un tuit arrobando al juez, a la fiscalía, a la fiscal, a otros animalistas, a asociaciones, a todas las personas involucradas y a quienes pudieran ayudar.

La etiqueta #justiciaparalosvillitos comenzó a ser replicada y ahí se anunció una convocatoria para realizar una manifestación y bloquear la Calzada Tlalpan.

En unos minutos llegaron los “no granaderos” de la CDMX, pues a pesar de que Claudia Sheinbaum asegura que ya no existen, parece que ellos se resisten a desaparecer.

Aun así, en menos de una hora, se logró que la Brigada Animal entrara al domicilio y rescatara a los animales.

También llegó la Fiscalía y el Ministerio Público.

¿Por qué si todo se hizo de acuerdo al nada sencillo proceso de denuncia, las autoridades tuvieron que esperar a que otras personas fueran afectadas con un bloqueo para actuar? 

Déjenme especular.

Porque no les interesa realmente resolver el problema, son indolentes, inoperantes y no están dispuestos a accionar, sino solo a reaccionar.

Hasta que sienten que ya no tienen de otra, actúan.

No hay una verdadera falta de sensibilidad ante lo que preocupa a los y las ciudadanas.

Porque no es solo con las denuncias de maltrato animal.

De acuerdo con la organización Impunidad Cero, en México, de cada 100 delitos que se cometen solo 6.4 se denuncian, y de cada 100 delitos que se denuncian, solo 14 se resuelven.

Esto quiere decir que la probabilidad de que un delito cometido sea resuelto es tan solo de 0.9%.

Aun así, hay ciudadanos que deciden denunciar, que hacen todo el burocrático proceso y que se quedan esperando respuestas que no consiguen… hasta que salen a bloquear una avenida.

Publicidad
Publicidad
Publicidad