17 de febrero 2021

Opinión

#YoQuéVoyASaber | La candidatura vergonzosa

Yo qué voy a saber

Que Salgado Macedonio quiera ser gobernador es insultante y que Morena y AMLO MLO lo apoyen, es vergonzoso. No solo son las acusaciones por violación, si no que ya ha dejado claro que como gobernante es incompetente y peligroso

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA

La aspiración de Félix Salgado Macedonio a gobernar Guerrero es insultante y el respaldo de su partido y del presidente, es vergonzoso. 

Porque si a pesar de las cinco denuncias por abuso sexual que tiene en su contra, Morena y Andrés Manuel dudan que sea un violador, de lo que tendrían que estar seguros es de que, como gobernante, no solo es incompetente, también peligroso.

Solo hay que recordar cuando fue alcalde de Acapulco y seguir el rastro de sangre que dejó.

El 20 de abril del 2006, dos cabezas, literalmente, dos cabezas humanas fueron clavadas en la reja de un muro de la Secretaría de Finanzas en Acapulco.

Una, era la del comandante de la policía Mario Núñez Magaña, y la otra de Erik Juárez Martínez. 

Meses antes, ambos habían participado en un infame evento conocido como la balacera de la Garita, un enfrentamiento que revolvió la vida del puerto para siempre y marcó el inició de la narco violencia.

Al lado de las dos cabezas había una cartulina con un mensaje que decía: 

“Para que aprendan a respetar”. 

El alcalde era Felix Salgado Macedonio. 

Ese que ahora aspira a ser gobernador del estado.

Ese, que permitió que Acapulco se convirtiera en la tercera ciudad más peligrosa para vivir. *

Ese que, durante su mandato la violencia en el puerto se desbordó y el narcotráfico se infiltró en todos lados.

Los reportes de esos años evidencian que mientras Salgado Macedonio fue alcalde, Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, se paseaba por el puerto como amo y señor de todo…

Todo bajo la complicidad o la incompetencia de Salgado Macedonio. Porque o lo permitió o no pudo controlarlo. 

En ninguno de los dos casos sale bien librado. 

El precandidato de Morena para gobernar Guerrero dejó el puerto en medio del desprestigio, el escándalo y la inmundicia.

Por si fuera poco, apenas en enero de este año, Ricardo Zamora Guevara, ex comandante ministerial vinculado con el narco, reapareció como jefe de seguridad de la campaña de Félix Salgado Macedonio.

Zamora Guevara era comandante de la Policía Ministerial en Acapulco durante el mandato del aspirante a gobernador y en mayo del 2017 fue separado de su cargo por sus presuntos nexos con el Cártel Independiente de Acapulco.

Publicidad
Publicidad
Publicidad