19 de abril 2021

16 de marzo 2021

Opinión

#YoQuéVoyASaber | La calidad moral de un payaso

Yo qué voy a saber

#BrozoElPayasoLujurioso, es un bufón que ridiculiza a los poderosos. Un personaje misógino y vulgar, pero hasta él sabe que no son tiempos de perpetuar esas conductas... cosa que no podemos decir de otros. La opinión de @carol_hsolis en #YoQueVoyAsaber

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA

Brozo es un payaso tenebroso, misógino, borracho y corriente.

Y, aun así, ese vulgar bufón logró deconstruirse y entender que hay conductas en contra de las mujeres que ya no pueden ser toleradas…

Cosa que no podemos decir de otros.

El 3 de marzo de 2004 en el programa El Mañanero, sucedió uno de los hitos en la historia del periodismo en México.

Brozo, el personaje creado por el periodista Víctor Trujillo destapó uno de los videoescándalos más vergonzosos de la política nacional.

Con René Bejarano, el infame protagonista, sentado frente a frente, sin saber lo que le espera.

Bejarano escucha a un payaso decirle que en este país estamos hasta la madre de la corrupción.

El personaje de Brozo fue creado para ser un bufón que, a través del humor crítico y vulgar ridiculiza a los poderosos.

Porque este decadente payaso, no solo fue crítico y frontal con Bejarano, para quienes preguntan… ¿pero dónde estaban cuando el PRI…?

Bueno, pues al menos Brozo estaba ridiculizando a Enrique Peña Nieto por su ignorancia y su oportunismo político.

Cuestionando a Calderón por su guerra fallida, burlándose de Fox por no ser el cambio que prometió…

Ese burdo payaso -y estoy hablando de Brozo y no de Bejarano ni de Peña Nieto ni de Fox ni de Calderón- ha usado el humor para criticar la realidad social y política.

Siempre ha sido un personaje amargado, indignado que habla con resentimiento y cinismo.

Y si lo pensamos bien, ha estado a la altura de las absurdas y vulgares cosas que sucedía y sigue sucediendo en la política de nuestro país.

Qué más payasada que ratificar a un candidato con acusaciones por violación.

Qué más payasada que recorrer las calles de la Condesa, a pesar de estar contagiado de Covid.

Sí, durante las emisiones del programa El Mañanero, Brozo fue un asqueroso misógino cosificador de mujeres.

Sin embargo… hasta este personaje libidinoso, evolucionó.

En una entrevista realizada el año pasado por la revista Esquire, Victor Trujillo confiesa que Brozo se enamoró de la antropóloga feminista Marta Lamas… y ahí, todo cambió.

“Sí, con Marta Lamas se tomaba de las manos, mientras platicaban de violaciones, de prostitución y de la agenda de ella en la sección feminista del programa.

“Entonces, ahí tenemos el chance ideal, para actualizarlo, porque ya no estamos en tiempo de ser misógino. Eso ya pasó, pero sólo lo lograría enamorándose”.

En ese momento, Brozo reconoce que fue creado con demasiadas fallas, en un contexto en el que la atroz violencia contra las mujeres no nos había orillado a replantearnos todo lo aprendido.

Brozo, ese vergonzoso y ordinario desperdicio lleno de estereotipos entendió y aplicó esa palabra que tanto nos gusta: deconstrucción.

Se dio cuenta que ya no da risa someter a una mujer en bikini, aunque ambos sean un personaje.

Se dio cuenta que ya no son tiempos para ignorar la voz de las mujeres.

Que estamos derrumbando esas estructuras que por años nos hicieron menos.

Y en todo este asunto, Víctor Trujillo, poco o nada tiene que ver.

De él, del periodista, al menos dos de las mujeres que participaron en su programa han salido a decir que siempre fue respetuoso.

Tanto Ingrid Brans como Isabel Madow pidieron que nadie enarbole banderas en su causa. Que ellas no son las ofendidas.

Porque si de ofensas hablamos…

A mí me ofende más que aún existan quienes se empeñan en perpetuar y solapar conductas tan misóginas, y tan vulgares, que hasta un payaso se siente con autoridad moral para criticarlas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad