16 de septiembre 2021

13 de julio 2021

Opinión

YoQuéVoyASaber | Cuba: Patria y muerte

Yo qué voy a saber

Sí, los cubanos han aguantado golpes de fuera y de dentro por años. Pero hace semanas, algo se rompió en Cuba y comenzaron a tomar las calles en la manifestación masiva más grande en décadas

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA

Yo también fui a Cuba, Yeidkcol, pero cuando tenía 20 años, usaba una gorra del Che y cantaba a Silvio Rodríguez.

Pero uno crece, evoluciona y se da cuenta que no se puede ir por la vida con el puño levantado, gritando “Patria o Muerte”, cuando lo único que hay es muerte.

Lo que realmente pasa en Cuba quizá solo los cubanos que viven en la isla lo sepan con certeza.

Sin embargo, que la secretaria general del partido en el poder en México se pronuncie abiertamente a favor de un régimen que está siendo cuestionado, preocupa.

Preocupa que Citlali -sí, ese es el verdadero nombre de Yeidckol- desestime las atípicas protestas contra el presidente cubano Miguel Díaz-Canel.

Preocupa que la morenista desoiga el clamor de esa parte del pueblo cubano, que por primera vez en muchos años salió a las calles a gritar libertad.

De esos que ahora gritan patria o vida, porque muerte ya vieron mucha.

Sí, Estados Unidos ha impuesto interminables restricciones a la vida en la isla. El bloqueo comercial ha sido criticado constantemente en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Sí, es una medida que golpea fuertemente a la isla, pero los golpes a los cubanos también llegan de dentro.

Desde que inició la pandemia y el confinamiento, el turismo en Cuba se detuvo.

De acuerdo con un reporte de CNN, la crisis sanitaria provocó que los cubanos en el exterior ya no pudieran enviar medicinas y dinero a través de “mulas”.

Las ya de por sí comunes filas para conseguir alimentos en la isla se alargaron cada vez más, y con ello, aumentaron los contagios de Covid-19.

Sí, los cubanos han aguantado golpes de fuera y de dentro por años.

Pero hace semanas, algo se rompió y comenzaron a tomar las calles en la manifestación masiva más grande en décadas.

A pesar de que las protestas contra el gobierno están prohibidas en Cuba, la gente salió a gritar libertad.

El presidente Díaz-Canel dijo que los manifestantes eran criminales.

Por eso, preocupa que Yeidckol esté de su lado.

Preocupa que alguien que vive tan feliz en el capitalismo reverencie un sistema político al que no pertenece.

Preocupa que Yeidckol no distinga la austeridad de la precariedad.

La protesta de la criminalidad.

La vida de la muerte.

Publicidad
Publicidad
Publicidad