12 de enero 2021

Opinión

#YoQuéVoyASaber | Austeridad Confusa

Yo qué voy a saber

Definitivamente, los órganos autónomos como el INAI no son perfectos, pero desaparecerlos es como lastimarse la rodilla jugando ‘beis’ y en vez de gastar dinero en operarse, arrancarse la pierna con los dientes

Por Carolina Hernández

COMPARTE ESTA HISTORIA

Mil millones de pesos al año, sin duda es un dineral.

¿Saben qué otra cosa cuesta mil millones de pesos?

De acuerdo con el diario deportivo AS, en lo que va de la administración de López Obrador se han invertido 985 millones 564 mil 537 pesos al ‘rey de los deportes’.

Eso es casi mil millones.

¿Y saben cómo supo eso el diario deportivo?

Sí… con una solicitud de transparencia al INAI.

En 2014, el escándalo de la Casa Blanca de Angélica Rivera, tenía al entonces presidente Enrique Peña Nieto, sudando nieve de limón.

El reportaje de los periodistas Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Irving Huerta y Sebastián Barragán había destapado una cloaca de corrupción y complicidades que nos entregó esta maravillosa joya.

La investigación se realizó en gran medida gracias a solicitudes de información que se hicieron al INAI.

En febrero del 2015, Peña Nieto dijo que sería su cuate Virgilio Andrade Martínez el encargado de determinar si había o no conflicto de intereses.

El resultado ya lo sabemos. Todo ok.

La resolución de Virgilio se hizo por medio de la Secretaría de la Función Pública, esa dependencia a la que AMLO quiere integrar al INAI bajo el argumento de la austeridad republicana.

Pero es que ya hemos visto que esa austeridad es muy confusa y parece funcionar muy a conveniencia.

Porque no solo es ahorrar en transparencia para gastar en ‘beis’.

De acuerdo con cifras oficiales, en los primeros 11 meses del 2020, el ramo de salud únicamente ejerció 108 mil millones de pesos, cuando lo programado en el presupuesto fueron 120 mil millones de pesos.

Es decir, de enero a noviembre, cuando la emergencia sanitaria era para todos, el tema más importante a atender, el gobierno se ahorró 12 mil millones de pesos.

¿Por?

Según los datos de Hacienda, tan solo de julio a septiembre del año pasado, el Sector Salud presentó un subejercicio de 37 mil 19 millones 400 mil pesos;

Es decir, que de los 957 mil 156 millones 100 pesos que se le destinaron en el Presupuesto de Egresos de la Federación de este año, solo se habían usado 920 mil 136 millones 600 mil pesos al cierre del tercer trimestre.

¿Para recortar los recursos, con la promesa de que faltan para la atención de la pandemia, cuando ni siquiera se gastaron los existentes en 2020?

El argumento presidencial de desaparecer el INAI, por cuestiones financieras, no parece muy sólido.

Andrés ganó las elecciones, en gran medida, porque lo intentó 18 años, pero también por el hartazgo de todos de los abusos y la podredumbre con la que gobernaron los sexenios anteriores…

Ganó enarbolando la bandera de la lucha contra la corrupción, por eso, desaparecer uno de los organismos que comparten ese mismo idea, me parece inexplicable.

Definitivamente, estoy de acuerdo en que los órganos autónomos, es decir, aquellos que están fuera del control del Poder Ejecutivo, no son una maquinaria perfecta.

Tienen fallas, tienen vicios, tienen muchas cosas por mejorar…

Pero desaparecerlos es como lastimarse la rodilla jugando ‘beis’ y en vez de gastar dinero en operarse, arrancarse la pierna con los dientes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad