9 de agosto 2022

29 de febrero 2016

Opinión

El Factor Tec

"Una institución que se precia de forjar líderes, incapaz de concebir a los suyos. A quienes los dirijan". La opinión de Ramón Alberto Garza sobre los líderes del Tecnológico

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

“Hay algo que distingue a las personas pasivas de las activas. A las pesimistas de las optimistas. A las escépticas de las comprometidas. A las conformistas de las que tienen hambre.

“Hambre de experiencias. De dignidad. De saber. Es una actitud. Es aventarse, tirarse al vacío. Es responsabilidad. Con el entorno, con los demás, con México.

“Es orgullo, pero sobre todo, respeto. Es hacer amigos y  hermanos a cada paso. Es dar, creer, leer, ayudar. Autoexigencia antes que exigencia.

“Es intentar, intentar y volver a intentar, sin miedo al éxito o al fracaso.

“Pero eso lo tiene quien abre caminos. Y guía. Quien no deja de preguntar. Quien mira a los ojos. Quien sonríe y tiende la mano. Quien vive con entusiasmo y lo contagia”.

No, este no es un extracto de un libro de autoayuda de Tony Robbins o de César Lozano. Ni es una canción de Ricardo Arjona ni de Facundo Cabral. Tampoco el sermón dominical de un inspirado sacerdote tras la visita del Papa Francisco.

El sorpresivo texto fue difundido esta semana en distintos medios nacionales de comunicación bajo el título de “El Factor Tec”. Y tiene pasmada a la comunidad Tec.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad