24 de julio 2021

11 de junio 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | #YoNoSoyEvelyn

Con tacones entre legos

Increíble, que México y su sistema político le den la espalda a una presunta víctima y premien a la familia del presunto abusador. Y de pasada, conviertan a una Evelyn en la primera gobernadora del estado de Guerrero en 172 años

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Basilia recibió serias amenazas por denunciar a su presunto abusador.

Evelyn recibió aplausos y todo indica que una gubernatura.

La primera, presunta víctima de violación del senador con licencia y ex aspirante a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio.

La segunda, hija de Félix Salgado Macedonio y después del pasado 6 de junio, virtual gobernadora de Guerrero.

Es lamentable que en México votemos por el abuso y nos sumemos a las Evelyns en lugar de a las Basilias.

Hablo de gobierno y estado.

¡Imperdonable!

 Basta de impunidad y de disfrazar lo malo con algo supuestamente bueno.

¿O a ti, mexicano y mexicana, alguien como Evelyn te representa?

#YoNoSoyEvelyn.

No puedo creer que el estado de Guerrero esté feliz, feliz, feliz.

Porque la hija de Félix Salgado Macedonio, Evelyn Salgado Pineda, es hoy la virtual gobernadora del estado de Guerrero.

Según la página del INE, la candidata de Morena aseguró entre 42.6 y 45.3 por ciento de los votos para la gubernatura.

Y menos puedo creer, que el presidente Andrés Manuel López Obrador presuma dicha victoria.

Y al parecer, siga defendiendo al presunto abusador, Félix Salgado Macedonio.

¿En dónde quedó la Guía Ética para la Transformación de México?

Claramente en la mañanera… NO.

Y en nuestro país, menos.

No hay nada que presumir, señor presidente, sino todo lo contrario.

Vergüenza nos debe dar.

Que tanto el pueblo mexicano, como el gobierno no se den cuenta de la violación de derechos humanos hacia mujeres como Basilia Castañeda, y que en lugar le tendamos la mano a la hija de un presunto abusador, como se dice que es Félix Salgado Macedonio.

Porque seamos sinceros, una vez que salieron a la luz las supuestas fechorías de Salgado Macedonio, se tendieron los puentes necesarios para que su hija Evelyn obtuviera lo que siempre quiso Félix, ganar la gubernatura en Guerrero.

Aunque se diga que con elecciones así “se hizo valer la democracia”, pues el pueblo mexicano fue el que decidió.

Ahí está el problema.

Que en una democracia elijamos a alguien que fue impuesto por el que fue eliminado de la boleta, por presuntos abusos sexuales.

Y que descaradamente lleve su sangre y apellido.

¿Qué no ven?

Al elegir a Evelyn, estamos eligiendo el rumbo de México.

¡Y vaya rumbo!

Porque en esta elección admitimos que no procedan las denuncias por abuso sexual en México.

Que las mujeres tengan miedo de denunciar y mejor opten por el silencio.

No por nada en 2020, 98 por ciento de las mujeres prefirieron no denunciar y 99 por ciento de las violaciones no se atendieron.

Y si aun cabe la más mínima duda, pregúntenle a Basilia Castañeda, presunta víctima de Salgado Macedonio.

Quien tuvo que desistir de las denuncias interpuestas en contra del senador con licencia por miedo a represalias.

Por eso, no es de extrañar que apenas y tocó piso mexicano la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y Basilia ya estaba pidiendo asilo político al país vecino, mediante una carta dirigida a Harris.

En la carta, Castañeda asegura que “la respuesta de las autoridades de investigación penal y de investigación intrapartidaria han sido, hasta ahora, de impunidad. Pero lo más grave para mí ha sido que el propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, líder fundador de Morena, me ha dado la espalda desde el primer momento”.

Y entre otras cosas, continúa: “la hija de mi agresor, Evelyn Salgado Pineda, es prácticamente la ganadora de la gubernatura de Guerrero, pero ninguna de las autoridades a las que he presentado mi denuncia, ni las autoridades penales, intrapartidarias, ni electorales, me han dado una respuesta acorde a las obligaciones que la ley mexicana establece para dichas autoridades”.

¡Increíble!

Que México y su sistema político le den la espalda a una presunta víctima como Basilia y premien a la familia del presunto abusador.

Y de pasada, conviertan a una Evelyn en la primera gobernadora del estado de Guerrero en 172 años.

Sí lo ven, ¿no?

En un país en dónde se dice que en 5 años solo 5 de 100 denuncias por abuso sexual y violación terminaron en sentencia, premiamos al presunto abusador al dejarlo heredar la candidatura, y por ende, la victoria final.

Después no andemos preguntándonos por qué aún vivimos en un país machista con un pacto patriarcal.

Si tenemos a un presidente, que lejos de romper ese pacto, lo aplaude.

Y a un estado, que elige como gobernadora, a la hija de un supuesto abusador.

¡Al cabo, todo queda en familia!

¿O no?

Los mexicanos, y las mexicanas, tenemos tan arraigado lo machista que optamos por olvidarnos de las denuncias como las de Basilia.

Porque no solo fue Basilia, unas tantas mujeres más denunciaron en contra de Salgado Macedonio.

¡Qué bajeza de sociedad!

Y qué mugrero de política.

Porque sobra decir que el que gobernará será Salgado Macedonio.

Lo siento por nosotras, las mujeres mexicanas, y por México como país.

Porque con elecciones así perdemos todos como sociedad.

Te vuelvo a preguntar.

¿Esto te representa?

#YoNoSoyEvelyn

Publicidad
Publicidad
Publicidad