19 de febrero 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | Señor presidente, rompa el pacto

Con tacones entre legos

La víctima, ninguneada. Y el presunto violador, vanagloriado. No es posible, que alguien con ese perfil, sea premiado con una gubernatura. Rompa el pacto Presidente

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

No hay nada peor que el hombre que pisotea a una mujer.

Por el simple hecho de poder abusar.

Abusar del poder.

No nos debe extrañar cómo un hombre como Félix Salgado Macedonio se haya registrado oficialmente como candidato al gobierno de Guerrero por Morena.

Félix es el predicador número uno de la palabra morenista y fiel seguidor del presidente Andrés Manuel López Obrador.

No por nada, las redes sociales estallaron con #RompaElPacto, Señor Presidente.

Refiriéndose a que AMLO “rompiera el pacto patriarcal” y que retirara el apoyo a Félix Salgado Macedonio, debido a las recientes acusaciones por abuso sexual en su contra.

Como dicen, ¿cuántas mujeres más tienen que ser agredidas?

Señor Presidente, rompa el pacto patriarcal.

La mayoría nos preguntamos.

¿Cómo alguien, que presuntamente es un violador, puede llegar a ser candidato a la gubernatura de un estado en México?

Porque no puede ser que alguien con ese perfil, con tales denuncias por presuntas violaciones y abusos sexuales, se salga con la suya y llegue tan lejos, como si fuera alguien con una reputación intachable.

Y de paso, el presidente Andrés Manuel López Obrador decida voltear hacia otro lado, al decir que todo esto es meramente un juego sucio electoral.

Porque seamos sinceros, parece ser lo más conveniente.

Para él como presidente.

Para Morena como partido.

Porque como dicen, la oposición de Morena tiene su gran oportunidad en 2021.

Así que, ni locos dejarían ir al predicador morenista número uno.

Basta ver las intervenciones de Félix en el Senado.

Y su informe de actividades como senador de la República. 

Para darse cuenta, que Félix es un predicador de Morena, cortado a la perfección.

Defensor de lo indefendible.

Fiel creyente ‘amloista’.

Sumador de feligreses al reino de la 4T.

Por eso, las historias negras de Félix en el Acapulco de 2006 salen sobrando, pues desde 1998, AMLO y Salgado Macedonio ya eran predicadores de la palabra izquierdista en Guerrero.

Por eso las dos denuncias por presuntas violaciones y las tres por abuso sexual, también salen sobrando.

Porque al parecer, hoy, el objetivo de Morena son las elecciones de 2021 sobre todas las cosas.

Incluso, sobre el pueblo, sobre las víctimas agredidas. 

La politiquería vale más que la palabra de la mujer violentada.

Por eso, cuando sale el señor presidente a decir que lo de Salgado Macedonio es causa de temporada electoral, me parece un tanto irónico.

Y me pregunto, ¿no será al revés?

Que la defensa, a capa y espada, por parte de Morena y sus líderes hacia Félix sea por el mero hecho de que el partido de izquierda se mantenga en el poder.

No importa cómo, ni con quien.

Si es un presunto violador y si abusa del poder.

Al parecer, en la Guía Ética les faltó escribir ganar las elecciones por sobre todas las cosas, incluso si pisoteamos a la mujer.

Esta semana se llevó a cabo la comparecencia de Basilia Castañeda Maciel, una de las víctimas que denunció públicamente a Salgado Macedonio, por presunta violación.

Obviamente, la denuncia fue cuestionada por unos tantos, pues venía de una mujer y con fecha de 1998.

Como si la presunta violación tuviera caducidad.

¿Y qué pasó en la comparecencia?

Nada.

En palabras de la abogada de Basilia, “fue una simulación”.

Y del lado de Félix, hasta seguidores volaron a la tierra prometida a alabarlo.

Sin palabras.

La víctima, ninguneada.

Y el presunto violador, vanagloriado.

Me duele México.

Y más porque el supuesto líder de la nación prefiere “no meterse”.

Sus razones tendrá.

Pero las mujeres, señor Presidente, también tenemos nuestras razones.

No es fácil hablar de una agresión sexual en público.

No es fácil enfrentar al enemigo, cuando éste se sienta en un trono y tiene toda una maquinaria política detrás de él.

Basta ver cómo la percepción de seguridad de las mujeres en México pasó de 74 por ciento a 82 por ciento en los últimos años.

Si usted en realidad ve por los del pueblo, como dice, romperá el pacto patriarcal del que tanto se habla.

Porque no es posible, que alguien con ese perfil, sea premiado con una gubernatura.

Pero tarde que temprano, la verdad convertirá al falso predicador en un ser pequeño.

Puede que pasen meses, años, pero si el predicador resulta culpable pagará.

Y seguramente, el precio será muy alto.

Como pagan los falsos predicadores.

Marcial Maciel.

Keith Raniere.

Harvey Weinstein.

Bill Cosby.

El que haya abusado del poder, más vale que esté abusado.

Porque el predicar no los salvará de nada.

Y el pacto patriarcal tampoco.

Hoy, la oposición de Morena no son solo el PRI y el PAN, sino las mujeres mexicanas.

Rompa el pacto de una vez por todas, señor Presidente. Porque si no, será muy tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad