17 de agosto 2022

1 de julio 2022

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | ¿Sembrando Vida?

Con tacones entre legos

Hoy no se está Sembrando Vida, sino Muerte, ¿Hasta cuándo permitiremos que el gobierno siga cosechando un infierno?

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Que si son más de 50 los migrantes que murieron asfixiados en el tráiler en San Antonio, Texas.

Que si 27 son mexicanos.

Que si las condiciones en las que fueron encontrados eran infra humanas (pues, claro que lo eran o ¿es normal encontrar a niños abrazados a una mamá sin vida?)

Que si la culpa es de México, de Estados Unidos o de los países de origen de los migrantes.

El problema va más allá del acto criminal de los grupos delictivos involucrados hacia los migrantes que intentan cruzar de México hacia Estados Unidos, que por cierto lleva años.

El problema viene desde casa, en el caso de los 27 muertos, de México.

Un México en donde la violencia cada vez es más descarada  y en el que la pobreza es cada vez más desmedida.

En donde un gobierno, dizque transformador, cree que con vender sus programas sociales como Sembrando Vida al país vecino, con un Sembrando Oportunidades y a países centroamericanos, reparará el daño.

Primero que AMLO arrastre lápiz en estrategias para la educación y la erradicación de pobreza y violencia en el país antes de vender soluciones a otros.

Hoy no se está Sembrando Vida, sino Muerte.

¿Hasta cuándo permitiremos que el gobierno siga cosechando un infierno?

Estos últimos años, AMLO se ha dedicado a vender sus programas sociales no solo al interior del país, sino a Estados Unidos y a países como El Salvador.

Jóvenes Construyendo El Futuro y Sembrando Vida.

Dos programas que, supuestamente, ayudan al ciudadano a permanecer en su país, sin necesidad de buscar oportunidades en otro lado, sin necesidad de migrar.

¿Será?

Según Mexicanos Contra la Corrupción, Sembrando Vida es uno de los programas insignia del gobierno que ha destinado 72,434 millones de pesos en tan solo tres años.

Los beneficiarios reciben 5,000 pesos, pero de esos 5,000, automáticamente el gobierno les quita el 10 por ciento, o sea, 500 pesos mensuales, dizque para que ahorren.

A la fecha, los campesinos no saben a dónde se va ese dinero y no lo vuelven a ver.

426,000 beneficiarios en 20 estados del país.

¡Vaya programa insignia!

Se dice que, de transparencia nada, de opacidad todo, más tala de selva para un beneficio turbio.

Y, sin embargo, Estados Unidos compró la idea de un tipo Sembrando Vida, AMLO les vendió Sembrando Oportunidades, y les dijo a los estadounidenses que, con eso, el flujo de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos bajaría significativamente.

¿Ha disminuido el flujo migratorio desde que México y Estados Unidos anunciaron dicho acuerdo en diciembre de 2021?

¡Al contrario!

Se dice que más de 800 migrantes son detenidos diariamente en México y que durante el primer trimestre de 2022 se llevaron a cabo 77 mil detenciones de personas migrantes indocumentadas en nuestro país.

¿Esa es la estrategia por la que apuestan ambos gobiernos, o solo es para maquillar los problemas de fondo, como el tráfico de personas, la droga y demás negocios sucios?

Otro de los países que compró la estrategia, no solo de Sembrando Vida, sino de Jóvenes Construyendo El Futuro, El Salvador.

Como dicen, “candil de la calle, oscuridad de la casa”.

Y es que me parece una ironía creer que AMLO ayudará a sembrar soluciones en  otros países, con programas sociales hechizos, cuando en su país lo que cosecha y siembra no da frutos.

No hay estrategias y políticas públicas claras, en materia de educación y seguridad por mencionar dos de las que creo son las más importantes.

Sin educación no hay futuro y con abrazos solo hay balazos.

¿A qué se quedan?

Seguramente, los 27 mexicanos que perdieron la vida asfixiados en ese tráiler en San Antonio, Texas huían de nuestro país por la falta de oportunidades y la incesante inseguridad.

¿ O ustedes ven que se esté Sembrando Vida y que Jóvenes tengan un gran futuro aquí?

Nuestros compatriotas prefieren subirse a un tráiler, con sus hijos, y pensar que llegarán a un lugar con mejores oportunidades y condiciones, pero se topan con un infierno sobre ruedas.

Y otro infierno en el trayecto para llegar hasta ahí.

Tráfico de personas.

Droga.

Abusos infantiles.

Abusos de autoridad.

Y podemos seguir con la lista.

Pero repito, el problema no es en ese punto del trayecto.

El problema comienza en el país de origen.

En el caso de los 27, el país de origen es México.

Un México en donde la violencia es alimentada por el mismo presidente.

En donde, como dicen, “los abrazos ya no alcanzan a los balazos”.

Y en donde la violencia nos cuesta el 20.8 por ciento del PIB por gasto militar.

Un país sin educación, porque para el gobierno NO es prioridad.

Porque vale más un ciudadano ignorante y en pobreza para que ciegamente crean en el cuasi gobierno autoritario, por darles algo de dinero con sus programas sociales insignia.

Digo, el gasto público en niños y adolescentes es casi nulo por la supuesta austeridad a conveniencia, aunado a que estamos en el peor nivel educativo en 12 años.

¿A eso le llama el gobierno futuro?

Irónico hablar de Jóvenes Construyendo El Futuro si no hay tierra firme en que pisar.

Al fin, trampas gubernamentales en tierra de nadie.

Por eso, cuando veo que el presidente promueve Jóvenes Construyendo El Futuro y Sembrando Vida para mitigar la migración no doy crédito.

Y más si, textualmente, el programa se describe como “un compromiso que se cumple para contribuir a superar la pobreza”.

Si la pobreza, el mismo gobierno la crea por estrategia u omisión.

Hasta ahora, los datos que hay son estos, según el CONEVAL.

De 2018 a 2020, el porcentaje de personas en situación de pobreza pasó de 51.9 millones de personas a 55.7.

¿Se les hace poco?

De nada sirve el pésame a las familias de estos migrantes.

Si la asfixia no comenzó dentro del tráiler a 50 grados.

La asfixia comenzó en México, al aire libre, pero sin pan y agua en la mesa y sin oportunidades por falta de herramientas educativas.

Con balazos más que abrazos y con un futuro incierto sin poder construir nada.

¿Le seguirá apostando el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Sembrando Oportunidades ahora que se reúna con AMLO en julio?

Algo se tiene que hacer ya, porque esto no siembra vida, sino muerte.

¡Inhumano!

Publicidad
Publicidad
Publicidad