18 de abril 2021

25 de febrero 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | Par de reinas

Con tacones entre legos

Detrás de “el rey del narco” hay un par de reinas. Una es la recién detenida Emma Coronel, la otra, su hija Alejandrina Gisselle Guzmán. Ellas se han encargado de ponerle diamantes a la corona del Chapo Guzman, aún estando él en prisión.

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Detrás de “el rey del narco” hay un par de reinas.

Una es la recién detenida Emma Coronel.

La otra, Alejandrina Gisselle Guzmán.

La tercera esposa y la primera hija de Joaquín “El Chapo” Guzmán se han encargado de ponerle diamantes a la corona del rey del narco en México y en Estados Unidos, aun estando él en prisión.

Y es que hasta esta semana, su juego, se exhibió públicamente y bajo reflectores.

Hoy, Emma ya no disfruta de su lugar favorito: su hogar.

Mientras que Alejandrina trabaja para que “El Chapo” sea inmortal.

No se necesita ser autoridad en México o en Estados Unidos para darse cuenta cómo el encarcelamiento en 2019 de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, en una prisión norteamericana de alta seguridad, no detuvo el crecimiento de su reino de la droga ni la vida extravagante que presumían su par de reinas.

Cena con vista al Gran Canal en Venecia, Italia.

Esquís, nieve y algún lugar exótico.

Prada, Gucci, Saks Fifth Avenue como marca personal.

Fiestas de Barbie, con muñecas personalizadas para las invitadas, por mencionar lo menos.

Todo posteado en Pinterest e Instagram de la tercera esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Emma Coronel.

Emma no dejó nada a la imaginación, como algunos allegados al “rey del narco” hubieran querido.

Y mientras Emma posteaba tal cual Reina de Inglaterra y grababa un reality show al puro estilo Kardashian, su emporio crecía.

Se dice que el valor neto de la reina Coronel es de alrededor de 5 mil millones de dólares.

¿Pero, cómo Emma pudo ser tan pública tanto tiempo, sin que nadie dijera ni hiciera nada?

Porque literal, nadie hacía nada.

Ni en México ni en Estados Unidos.

Hasta este febrero de 2021.

En el juicio de 2019, Christian Rodríguez, uno de los técnicos principales que trabajaba para Guzmán Loera admitió haber puesto spyware en unos 50 teléfonos por órdenes de su jefe, entre ellos el teléfono de Emma Coronel.

En los mensajes que se mandaban “El Chapo” y Emma se ve claramente una lealtad de pareja.

El 22 de febrero de 2012, Guzmán Loera llegó a pedirle a su reina zapatos talla 7, pantalones y tinte para su bigote, para poder escapar de una redada que hicieron las autoridades de México y Estados Unidos, en una de sus casas en Los Cabos.

Luego, en 2016, circularon varias versiones sobre posibles amenazas de Joaquín “El Chapo” Guzmán hacia el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Hasta Emma salió a desmentir tales amenazas en entrevista para Univisión.

Verdades a medias o no, lo cierto es que la reina Coronel seguía muy pública.

Con decir que, hasta vendió su imagen a una de las televisoras por suscripción estadounidense, VH1.

Pero, aun así, las autoridades bajo el mandato del entonces presidente Donald Trump no hicieron mucho.

Al contrario, dejaban que le pusieran corona en público al supuesto “enemigo”.

Y en México ni se diga.

Llegó a ser la cara de una empresa de belleza en Sinaloa.

Posó de novia en diciembre de 2020, maquillada y peinada por un salón mexicano.

Como dicen, “ya era too much” y se hacía “too little”, espero ahora no sea “too late”.

¿Y Alejandrina?

Otra reina, también muy pública.

Con decir que, el año pasado que se casó con Édgar Cázares, cerraron la Catedral de Culiacán.

Solo los invitados vestidos de negro podían entrar.

Y ni que decir de su marca Chapo 701.

701, por el número que porta su papá no en prisión, sino en la lista de los más ricos de la revista Forbes.

Órale.

¿Aceptado en el capitalismo?

Alejandrina ha hecho showrooms de ropa y accesorios del Chapo 701 en Guadalajara.

Y con cobertura de medios incluida.

Vaya espectáculo.

No por nada brinda con su cerveza artesanal con el nombre del “Chapo” también.

Se presume que ella es la única que tiene los derechos legales de todo lo relacionado con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Hoy te dedico mi proyecto. Hoy festejo tu cumpleaños volviéndote inmortal”, le escribió Alejandrina a su papá en una carta.

Tanto Emma como Alejandrina dieron a luz en los Estados Unidos.

En otras palabras, ubicadas sí estaban, pero pruebas contundentes hasta ahora, solo con Emma.

Hoy, la reina Coronel enfrenta cargos internacionales de narcotráfico.

Y documentos de autoridades mexicanas y estadounidenses revelaron, este pasado miércoles, el intento fallido de Emma por ayudar a su esposo a huir después de su arresto en 2016.

Lo cierto es que hoy, Estados Unidos y su presidente Joe Biden, están marcando la pauta en la relación con México y el tema del narcotráfico.

Juego de poder seguro.

¿Par de reinas para el rey del narco?

Quién sabe. Aunque las fans de las reinas todavía defienden su coro

Publicidad
Publicidad
Publicidad