1 de diciembre 2021

22 de octubre 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | Nin(tiendo) El Señor de los Cielos

Con tacones entre legos

Hoy, la 4T lanza un decálogo para jugar Free Fire y Call of Duty online porque “todo esto resulta muy violento” para los niños y jóvenes mexicanos. Pero apoya las producciones de Epigmenio Ibarra, que alaban a los señores de los cielos

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Soy mamá. Y como toda mamá, me preocupa el tema de los videojuegos y más cuando se trata de jugar con terceros desconocidos… Pero me preocupa el doble que le cambien de canal y se encuentren con una narcoserie como El Señor de los Cielos.

En donde un narcotraficante es una cuasi super héroe.

Hoy, la 4T lanza un decálogo para jugar Free Fire y Call of Duty online porque “todo esto resulta muy violento” para los niños y jóvenes mexicanos.

Pero apoya las producciones de Epigmenio Ibarra.

Producciones que alaban a los señores de los cielos.

Me parece un tanto irónico si hoy el país de “los otros datos” está entre los 25 países más violentos del mundo y el narcotráfico al parecer es el nuevo “poder fáctico” en nuestra sociedad ¿por qué salir en una mañanera a recitar un decálogo en contra de Nintendo, cuando el ‘cuenta cuentos’ del narcotráfico es apoyado en casa?

¿A qué estamos jugando?

Nintiendo.

Ya me cansé de hablar de la 4T.

De las ocurrencias del presidente y su séquito.

Pero cada vez que escucho una mañanera no doy crédito.

Y tengo que hablar de ello…

Porque no es posible que, en un país con casi 3,000 asesinatos en un mes como mayo; un incremento del 13 por ciento en los feminicidios en lo que va de 2021; y con 80 por ciento de los homicidios relacionados con el narcotráfico, se escriba un decálogo para jugar en línea y no un decálogo para erradicar la violencia que ya nos rebasa.

Digo, no por nada cada, vez más países se suman al “no viajar a México por la violencia”.

Canadá, esta semana, emitió una alerta para no viajar a México por la creciente violencia…

Pero aquí ya normalizamos dicha violencia… y preferimos hablar de otras cosas, como Rosario Robles, Emilio Lozoya y hasta de Inés Gómez Mont.

Y encendemos el televisor para ver al Señor de los Cielos.

Que por cierto, en la más reciente visita a Dubai de Marcelo Ebrard, los árabes le comentaban que conocían a México, no porque lo hayan visitado, sino por dichas narcoseries.

Por lo que a Marcelo no le quedó de otra más que decir que cambiará la imagen negativa que se tiene de México.

¡Ah, pero en esto no hay decálogo!

Los “otros datos” y los chismes están mejores que los datos duros.

Pero los datos duros afectan a nuestro país, como no tienen una idea.

¿Por qué los niños recurren al narcotráfico?

No por un juego en línea.

Sino por el juego de la vida: no tienen para comer.

El Señor de los Cielos los baña de aspiraciones.

Casas, coches, dinero, mujeres.

¿Qué más pueden pedir?

La niñez… desvaloralizada.

Digo, hasta hace unos años, los mismos padres disfrazaban a sus hijos pequeños del Señor de los Cielos.

Vaya ejemplo.

Violento… por dónde quiera que lo veas.

Según datos del Coneval, en México hay 3.8 millones de nuevos pobres y aumenta 15 millones sin acceso a la salud.

Hace tres años había 51.9 millones de personas en pobreza; en el 2020 sumaron 55.7 millones, según un informe del Coneval.

Con estos datos tenemos…

¿O queremos otros?

Sigamos…

De acuerdo a Reinserta, más de 30,000 niños son reclutados por el crimen organizado y reciben un pago de 35,000 pesos mensuales.

35,000 pesos mensuales.

Con eso comen ellos y sus familias.

El problema no está en el reclutamiento en línea, está en la nula estrategia para erradicar la violencia y la pobreza en México.

Porque seamos sinceros, la violencia no se erradica volteando hacia otro lado.

Y la pobreza no se combate con supuestos programas de bienestar.

Es mucho más que eso.

Nada más de escribirlo me da coraje.

Porque no es justo que nuestros niños vivan estas atrocidades.

Que el nuevo “poder fáctico” les brinde ese alivio que tanto necesitan, mientras que el gobierno lanza un decálogo para jugar en línea… de no creerse.

Con un decálogo de videojuegos en línea no se resuelve nada.

Y menos si se sabe que la forma más común de reclutamiento de menores de edad es por medio de conocidos, amigos o familiares.

La influencia del narcotráfico en la cultura mexicana va más allá del videojuego.

Pongámoslo así.

Narcoserie mata decálogo de videojuego.

Saludo mata decálogo de videojuego.

Dato duro mata decálogo de videojuegos.

Impunidad mata videojuego.

Señor presidente, usted nos pide limitar los videojuegos por temor a reclutamiento del narco entre nuestros niños.

Yo le pido que atienda la violencia exacerbada en nuestro país y, de pasada, que no aplauda a las productoras que realizan series de narcotráfico… porque eso sí que da mal ejemplo.

O se hace algo serio o Nintiendo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad