18 de abril 2021

4 de diciembre 2020

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | Los Aprendices

Con tacones entre legos

Hemos visto cómo el ego del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto en jaque a la salud en su país… Y en México al parecer vamos por el mismo camino

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Hemos visto cómo el ego del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto en jaque a la salud en su país, tanto así que al final fue la gota que derramó el vaso en las elecciones de noviembre.

Un ego desmedido, fuera de sí.

Y en México al parecer vamos por el mismo camino.

Hemos visto cómo el ego del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto en jaque a la salud en su país, tanto así que al final fue la gota que derramó el vaso en las elecciones de noviembre.

Un ego desmedido, fuera de sí.

Y en México al parecer vamos por el mismo camino.

Los egos desbordados del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell cada día se acentúan más.

Y con el tema de la pandemia, ni se diga.

“El cubrebocas no es indispensable” y “se lo dice a todo el mundo” al referirse al llamado de la OMS a México para tomar el Covid-19 en serio, no hacen más que hundir a este país y de pasada lo ponen en ridículo.

Dichos líderes tienen mucho que aprender de sus colegas Jacinda Ardern, en Nueva Zelanda y Katrina Jakobsdóttir, en Islandia, en donde los egos pasan a segundo plano, porque ahí lo que vale realmente es la salud y el bienestar del pueblo.

Y no su imagen política, durante una de las mayores pandemias de la historia.

Como diría Trump en su reality show ‘Bienvenidos a Los Aprendices’.

Si esto fuera el reality show ‘El Aprendiz’, México y Estados Unidos estuvieran despedidos, pues sus estrategias políticas y sociales en esta pandemia no pasarían ni al segundo capítulo.

México.

Más de 106 mil muertes por coronavirus.

Pero aun con estos datos nos enfrentamos a un gobierno sin razón, sin humildad.

Con supuestos expertos en salud que dicen estar por encima de organizaciones internacionales.

Y mientras tanto el mexicano sufre las consecuencias de los egos desmedidos de sus gobernantes.

Gobernantes que apenas y saben el ABC del cómo gobernar, porque digo, no sé en qué país viven, pues en México claramente no.

El gobierno tiene unos datos y el ciudadano tiene otros.

Estados Unidos.

Más de 270 mil muertes por coronavirus.

Y el presidente con bronceado ‘perfecto’ aún cree que dicha pandemia tiene que ver con las afamadas teorías conspiratorias en contra de su gobierno.

Aunque antes de las elecciones de noviembre contrajo el virus y otros tantos de su familia y gabinete también, salió cuasi Superman días después, declarando la guerra a la mascarilla.

Súper ego.

Súper mal.

Tan mal manejó la pandemia que su ego fue la perdición de las elecciones.

Con decir que su imagen ‘hollywoodesca’ desapareció de la noche a la mañana.

De un mundo con sol a gris.

¡Qué pena de líderes!

¿Qué creen que sus gobernados no piensan?

¿No ven por encima de sus egos?

Nueva Zelanda.

25 muertes desde que comenzó la pandemia.

Hoy como dirían ‘Covid Free’.

La primera ministra Jacinda Ardern tomó al toro por los cuernos y no anduvo entre dimes y diretes.

En otras palabras, no politizó la pandemia.

Se apegó a la medicina y a la ciencia, y hasta ella se resguardó en su casa explicándole a los ciudadanos las precauciones obligatorias que deberían tomar.

Ni una gota de maquillaje.

Ni una gota de ego.

Y así permanece en el juego, tan así que la reeligieron.

Islandia.

27 muertes desde que comenzó la pandemia.

Hoy ‘Covid Free’.

¿El secreto?

La primera ministra Katrina Jakobsdóttir se basó en la humildad.

Literal, anunció que ella no tenía todas las respuestas y que le haría caso a la ciencia y a la medicina.

Las mañaneras se las cedió a los científicos en turno.

Igual que Ardern, no politizaba.

Hoy en Islandia los niños van al colegio y sus habitantes disfrutan de una vida normal.

Y sí, aunque son países muy diferentes los que gobiernan no deberían ser tan diferentes.

Pues el significado de gobernador es igual en México que en Islandia.

El gobernador es el responsable de la dirección del estado.

Lo cierto es que en Estados Unidos y en México tenemos a dos aprendices, el primero ya reprobado y el segundo, al parecer, va hacia la misma dirección. Sólo hay que ver la realidad en este reality show.

Publicidad
Publicidad
Publicidad