8 de agosto 2022

26 de noviembre 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | La Portada de #LadyDerrumbes

Con tacones entre legos

Que Claudia Sheinbaum -apodada en México #LadyDerrumbes-, salga posando en vestido blanco tal cual Reina Letizia, ante los ojos internacionales como si todo estuviera bien, me parece un tanto insensato

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿La jefa de gobierno de la Ciudad de México, digna de portada internacional? Bajo el título “Claudia Sheinbaum y el futuro de México”. En España se maquilla y posa tal cual presidenta… En México la apodan #ladyderrumbes.

Aquí hay algo que no cuadra.

La percepción en nuestro país es otra.

Aunque quieran cuadrar a la perfección su candidatura para las elecciones del 2024.

100 mil fallecidos por COVID19 en la Ciudad de México.

26 personas que perdieron la vida en la tragedia de la Línea 12 del Metro y aún esperan respuestas.

Y si nos vamos un poco más atrás, la pesadilla del Colegio Rébsamen.

Una encuesta reciente de El Financiero asegura que el 50 por ciento de los capitalinos percibe a Claudia más concentrada en promoverse como candidata a la Presidencia  de la República que a gobernar la ciudad.

54 por ciento está en desacuerdo con las giras de Sheinbaum.

Razones, sobran.

Claudia Sheinbaum, Jefa de gobierno de la CDMX, no debió salir en una portada internacional.

Bajo el título “Claudia Sheinbaum y el futuro de México”.

Y menos cuando su propia casa se derrumba.

Digo, modelo política a seguir no es.

Aunque en la entrevista que le hizo El País Semanal la compararon con alcaldesas y ex alcaldesas de grandes ciudades como Anne Hidalgo, de París; Ada Colau, de Barcelona; Manuela Carmena, de Madrid y Claudia López, de Bogotá.

De no creerse.

¡Nada comparable!

Mientras en la Madre Patria la sientan en la silla presidencial.

Aquí en casa (aunque el presidente le acerca la silla), la sociedad la apoda #ladyderrumbes.

Derrumbes por…

2017 La pesadilla del Colegio Rébsamen.

2019 La mala estrategia en Seguridad Pública.

2021  Las omisiones en la tragedia de la Línea 12 del Metro.

Por eso, que #ladyderrumbes salga posando en vestido blanco tal cual Reina Letizia, ante los ojos internacionales como si todo estuviera bien, me parece un tanto insensato.

Porque no está bien ensalzar la imagen pública si en el fondo no hay mucho que aplaudir.

¿Vale más el salir bien peinada que atender los problemas de raíz que se viven diariamente en nuestro país?

¡Al parecer sí!

Si la entrevista fue pagada o no, es lo de menos.

Esa no es la respuesta que queremos los mexicanos.

Lo que queremos saber es ¿por qué al parecer ya anda en campaña presidenciable cuando se supone que no se puede?

Uno. Porque aún no renuncia a su puesto de jefa de gobierno.

Dos. Porque no tiene nada que presumir.

El que el presidente Andrés Manuel López Obrador la haya destapado como su favorita no le da favoritismos.

¿O sí?

Lo cierto es que Sheinbaum debe crear una percepción de que gobierna eficazmente la Ciudad de México y que no solo es presidenciable por el mero hecho de que AMLO la haya destapado, y pues qué mejor que ¡olé, recurramos a la Madre Patria!

¡Qué desastre!

Literal.

Porque desde esa portada, unos tantos no la bajan de tramposa por adelantarse y promocionarse.

¿A esto le llamamos el futuro de México?

Puedo pensar en muchas otras mujeres mexicanas ‘portadeables’.

Mujeres que en lugar de derrumbar… edifican.

Lilly Téllez.

Margarita Zavala.

Xóchitl Gálvez.

Por mencionar algunas.

Y no empecemos a dividir, no soy conservadora ni liberal.

Soy apartidista.

Son cosas que se ven más allá del maquillaje.

Sheinbaum, hasta ahora, no es recordada por algo ejemplar aquí en México.

¿O sí?

Se dice que Sheinbaum tampoco apoya al 100 a las mujeres mexicanas.

Y eso que es mujer.

Hasta hace unos meses, la Jefa de gobierno de la Ciudad de México, estigmatizó las protestas feministas en la Ciudad de México al catalogarlas como “provocaciones”.

Lo cual, según Amnistía Internacional, dan una falsa sensación de violencia.

¡Otro derrumbe!

Por eso que El País Semanal ponga a Sheinbaum como la próxima presidenta de México es un tanto irónico.

Porque una mujer ‘portadeable’, presidenciable, no derrumba, edifica.

Se basa en cimientos fuertes que transforman, no en cimientos débiles que tumban.

El salir en portada en un medio europeo, con un vestido blanco como bandera de paz y armonía no es un “game changer”, sino un “gossip changer”.

Ahí se queda… en puro chisme.

Porque no hay mucho fondo de que hablar.

Mas que de errores y no de aciertos.

¡No tumbemos el futuro de México! Cambiemos de portada y pongamos a alguien más que #ladyderrumbes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad