4 de febrero 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | La Cumbia de Félix

Con tacones entre legos

Poco sirven los hashtags #JusticiaParaMariana y #NingúnAgresorEnElPoder si el enemigo está en la cúpula del poder. Las mujeres no bailaremos al ritmo de la cumbia de Félix Salgado Macedonio, el ritmo lo pondremos nosotras.

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

De poco sirven las protestas.

Los hashtags como el de #JusticiaParaMariana, #NingúnAgresorEnElPoder y #UnVioladorNoSeráGobernador.

De poco sirve la indignación que mostramos día a día ante los números rojos de feminicidios y homicidios dolosos, en contra de las mujeres en México, si el enemigo duerme en la cúpula del poder en nuestro país.

Es una vergüenza que un candidato como Félix Salgado Macedonio, acusado por delitos sexuales, que datan desde 1998, sea solapado por Morena, el partido del actual Presidente de la República, y lo dejen contender a una candidatura gubernamental en Guerrero.

Me pregunto.

¿Por qué Morena baila con el enemigo y por ende deja que sus mujeres mexicanas también?

¿Acaso es más importante la victoria electoral y el poder político que la seguridad y la justicia de las mujeres en México?

Al parecer sí y no es ninguna novedad.

Porque la política en este país es machista y es imposible no bailar al son de La Cumbia del Peje.

Mujeres, si ellos siguen bailando, nosotras cambiemos el ritmo, cada una desde nuestra trinchera.

No es novedad que la política en este país baile al ritmo de La Cumbia del Peje.

Aquella que grabó Félix Salgado Macedonio en 2012 y que en 2013 ganó un disco platino por sus ventas.

Sí, un disco platino que obtuvo gracias a los aplausos del pueblo y unos tantos políticos.

Mismos aplausos que, años después, le reconoció el Movimiento Regeneración Nacional al unirse formalmente a Morena en 2018.

Para ese entonces, Salgado Macedonio ya tenía ‘cola que le pisaran’.

Desde presuntas peleas con policías, borracheras y accidentes motociclistas.

Y de ahí, los dimes y diretes de su mal comportamiento hacia las mujeres.

Pero oídos sordos, boca callada y ojos que no ven.

Manejaba por la libre, mientras su carrera política se dibujaba a la perfección.

1993 y 1999, candidato a la gubernatura de Guerrero.

Entre 2005 y 2008, presidente municipal de Acapulco.

Y hoy, candidato a Gobernador de Guerrero para las elecciones de 2021, aunque desde 2020 algunas acusaciones formales en su contra, sobre abuso sexual, ya se habían dado a conocer.

Y es que nada de eso importó.

Se dice que Salgado Macedonio fue el candidato más votado por militantes de Morena, según una encuesta interna para elegir contendientes para las elecciones de junio de 2021.

Bailaron al son de Félix, hasta postularlo como candidato.

Que bajeza.

Y que dolor, saber que estos llamados políticos, se ríen de los ciudadanos y ciudadanas por el simple hecho de creerse importantes y tener poder.

“Yo me la paso riendo. A lo mejor me dicen que me ponga serio. Y, la verdad, está muy cabrón que a mí me pongan serio”.

Esto dijo Félix en entrevista para el diario La Jornada en 1998.

Mismo año que presuntamente violó a una mujer llamada Basilia en su casa, en Acapulco.

Y así como Basilia, cuatro víctimas más que lo señalan y acusan de delitos sexuales, según datos del periódico El País.

Acusaciones escalofriantes.

Drogas.

Violaciones.

Golpes.

Chantajes.

Fotos íntimas.

Abuso de autoridad.

¿Qué más quieren las supuestas “autoridades” correspondientes?

Esas autoridades, a las que se refieren los políticos, que lo defienden y tapan.

¿Cuáles “autoridades correspondientes”?

No las veo, ni tampoco las víctimas.

Es alarmante cómo en un país democrático se practica de todo, menos los derechos humanos.

Me pongo en los zapatos de las víctimas, y por ellas, ¿quién aboga?

Nadie. Al contrario, se desechan los casos o quedan abiertos sin resolver.

Y es que en México se puede decir que el sistema político tiene algo de culpa también.

El INE, por no prevenir que candidatos así, lleguen a postularse a unas elecciones democráticas.

El Gobierno Federal, por lavarse las manos al decir que “debe respetarse el derecho a la presunción de inocencia”.

El presidente de Morena, por defenderlo y afirmar que “no hay sentencia” que acredite violación.

Y sí, también los ciudadanos, que hacen que estos políticos sean marca platino.   

El que Félix Salgado Macedonio, sea o no sea candidato de Morena, a la gubernatura de Guerrero en 2021 es lo de menos.

Lo grave aquí es que vivimos en un país machista, en donde se tapan los trapos sucios de hombres como este.

Donde los hombres con poder tienen todas las de ganar premios platino, aunque no sea por su buena labor.

Y sospecho que, Salgados Macedonios, hay muchos.

Pero que quede claro.

Mientras, el gobierno y las “autoridades correspondientes” se avientan la bolita.

Las mujeres en este país no bailaremos al ritmo de la cumbia del Peje, según Félix Salgado Macedonio. 

Al contrario, seguiremos siendo el dolor de cabeza que tanto hace falta para que reaccione este país.

Y el ritmo del baile, lo pondremos nosotras.

Publicidad
Publicidad
Publicidad