18 de octubre 2021

13 de agosto 2021

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | Es la educación, estúpido

Con tacones entre legos

Y es que en México todo lo hacemos “al ahí se va”, no pasa nada si no hay estrategia de fondo en algo tan importante como es la salud y la educación

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Que si los niños entran a clases a finales de este mes o el que sigue.

Que si en unos estados abren las escuelas y en otros no.

Que si le dan prioridad a los estadios  y a los salones de fiesta más que a la educación.

Que si hay intereses ocultos y políticos en el tema del regreso a clases presenciales en México.

Cada pregunta, muy válida y más si se hace con el fin de defender la educación de nuestros hijos.

Como mamá, yo también estoy en ese barco y lo que más deseo es que los niños y jóvenes de México regresen a vivir una niñez y adolescencia normales.

Pero sin una estrategia gubernamental federal y estatal clara, no hay ni por dónde empezar un regreso seguro y eficaz a las aulas.

¡Se requiere mucho más que gel antibacterial, sana distancia, palabras y buenos deseos!

Y es que en México todo lo hacemos “al ahí se va”, no pasa nada si no hay estrategia de fondo en algo tan importante como es la salud y la educación.

Basta ver cómo el afamado semáforo epidemiológico implementado por el subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, ha sido un total fiasco.

La estrategia: Rojo no, verde sí.

 Naranja y rojo… “llueva, truene o relampaguee… adelante”.

¡Vaya estrategia!

Sobra decir que, en el caso del estado de Nuevo León, ya estamos topados con el tema.

Cierre de escuelas vs. apertura de salones de fiestas para niños.

¡No tiene ningún sentido!

El gobierno de Nuevo León dice que NO al regreso de clases presenciales.

Pues se dice que, mientras el semáforo este en rojo, no hay de otra.

Hemos estado en verde y tampoco hay de otra.

Pero en lugar de enfocarnos en el QUÉ y en el QUIÉN hay que enfocarnos en el CÓMO.

¿CÓMO el gobierno federal y las autoridades estatales están estableciendo una estrategia eficaz y segura, para la nueva educación de nuestros niños y jóvenes, en tiempos de crisis sanitaria?

El semáforo epidemiológico NO es una estrategia.

El Aprende en Casa NO es una estrategia.

El regreso a clases presenciales “no es necedad es necesidad”, según aseguró la titular de la SEP, Delfina Gómez.

Pero, ¿y la estrategia?

Basta echarle un vistazo a la dizque Estrategia Nacional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales en las Escuelas de Educación Básica.

En un párrafo dice “a un año de operar el servicio educativo a distancia, nos encontramos en la tercera  edición de la estrategia Aprende en Casa y sus logros son indiscutibles”.

¿Perdón?

¿Logros?

Si con los datos recientes que arroja el INEGI tenemos.

5 millones de estudiantes se quedaron fuera de la escuela.

La razón principal, falta de recursos.

Nada que celebrar.

Y el párrafo sigue “pero ha llegado el momento de plantearnos el regreso a clases en aquellas entidades del país que se encuentran en color verde del Semáforo de Riesgo Epidémico”.

En otras palabras, basaremos la estrategia en lo que diga el semáforo implementado por el subsecretario de Salud ‘estrella’, Hugo López-Gatell.

Claro, por eso Gatell ahora dice que no importa si rojo o verde, debemos regresar a las clases presenciales.

¡El tema se les salió de las manos, pero no saben ni por dónde empezar!

El CÓMO no está trabajado ni nacionalmente hablando ni estatalmente hablando.

La estrategia nacional no se puede basar en un “aunque llueva, truene o relampaguee, pero regresamos a clases´.

¿Y es que si no hay una estrategia clara a nivel federal, qué se espera de cada estado?

Lamentable.

No por nada se estima un retroceso de 7 años en el sistema educativo mexicano.

Pero veamos el ejemplo de la India.

Un país que hoy por hoy tiene más defunciones por COVID-19 que México.

Y en dónde la pobreza es más aguda.

La India no tuvo más remedio que el de comenzar a abrir escuelas, pues si no, las repercusiones educativas y económicas iban a ser desgarradoras.

¡De por sí lo son!

En la India, actualmente, sí hay un CÓMO.

Desde el 2020, el gobierno creó La Política de Educación Nacional, en la que se detalla puntualmente la nueva educación a raíz de la pandemia.

Del 2020 a la fecha, tanto el gobierno nacional como el estatal, trabajaron en conjunto para lograr una eficaz reapertura escolar.

Encontraron maneras creativas de educar, presencialmente, en tiempos de contagio.

Una mezcla de liderazgo, ciencia y procedimientos de seguridad sanitaria hicieron posible que ahora, en agosto, no solo los jóvenes, sino también los niños regresaran a las aulas.

La conversación no está en el QUÉ ni en el QUIÉN, sino en el CÓMO los niños se tienen que adaptar al regreso a clases presenciales, emocional, académica y psicológicamente hablando.

Otro tipo de conversación y basado en estrategias gubernamentales.

¡Bravo por ellos!

No se tiene que ser un país primermundista y con cero contagios para regresarle a los niños y jóvenes lo perdido: la educación.

Por eso, esa frase que llevó a Bill Clinton a ganar la presidencia, “es la economía, estúpido” la recuerdo hoy, pero con una variante “es la educación, estúpido”.

Porque ya estamos en un punto ‘de no retorno’ y la educación es esencial y es un derecho.

La pandemia seguirá.

Gobierno y sociedad, debemos de poner en marcha estrategias creativas para que nuestros niños y jóvenes reciban una educación adecuada en tiempos de crisis sanitaria.

De lo contrario, no nos recuperaremos jamás.

“Es la educación, estúpido”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad