17 de agosto 2022

15 de julio 2022

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | El silencio de los culpables

Con tacones entre legos

Puede que Sri Lanka esté lejos de México, pero cuando vi cómo los ciudadanos tomaron el “palacio” de su presidente, me di cuenta que ambos países tienen muchas cosas en común y no de las buenas

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Puede que Sri Lanka esté lejos de México geográficamente.

Y que nos importe poco lo que sucede allá, bueno hasta ahora que vimos cómo los ciudadanos tomaron el “palacio” de su presidente, Gotabaya Rajapaksa.

Pero ambos países tienen muchas cosas en común y no de las buenas.

Las mismas cosas que llevaron a Sri Lanka al precipicio pueden llevar a México también.

Un aeropuerto con tintes de vanidad, obras insignia patrocinadas por los chinos, la falta de medicamentos, una nula estrategia educativa, un exceso de poder militar y un alza en precios de gasolina.

¿Les suena familiar?

No los escucho.

¿O preferimos pertenecer al silencio de los culpables?

Cuando vi las protestas masivas esta semana, en Sri Lanka, sentí envidia.

Los ciudadanos de un país, unidos en contra de la corrupción del gobierno en turno, exigiendo justicia por amor a su país.

Un largo camino que nos falta por recorrer a los mexicanos.

Preferimos voltear la mirada y callar en medio del ‘toma y daca’ político.

En Sri Lanka intercambiaron ese silencio por gritos de justicia.

Se pusieron el traje de activistas y dejaron el de ciudadanos culpables.

¡Envidiable!

Lo de ocupar la residencia del entonces presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa (ex presidente, porque huyó y dimitió debido a las protestas) está de más.

Nadar en su alberca y tomarse el té en la vajilla de porcelana presidencial también, aunque al traspasar las rejas del palacio, los ciudadanos se dieron cuenta de la doble vida que llevaba su mandatario.

¡También predicaba austeridad!

Pero ¿cómo Sri Lanka llegó a hundirse en tal crisis y caos?

Gobierno autoritario y corrupto.

Una familia que concentraba el poder.

El presidente, sus hijos y hermanos: los controvertidos Rajapaksas.

Los Rajapaksas hicieron y deshicieron las cosas a su antojo por años, de 2005 a 2015 y luego de 2019 a la fecha.

2022, los ciudadanos de Sri Lanka decidieron tomar al toro por los cuernos hasta exigir la renuncia de Gotabaya Rajapaksa.

¿Demasiado tarde?

Lo digo porque la crisis económica que hoy enfrenta Sri Lanka es la peor desde su independencia en 1948.

Obras insignia patrocinadas por China, se dice que los Rajapaksas cayeron en el “Chinese debt trap”.

Un aeropuerto que se dice fue construido en cimientos de vanidad presidencial y el que nadie usó, pues no estaba preparado para ser de uso internacional como decían.

Escuelas cerradas, permanentemente, por la falta de electricidad y gasolina, mejor ignorantes y sin dinero mientras que el presidente y los suyos nadaban en billetes.

La gente muriendo por falta de medicamentos, mientras se invertían millones en la fuerza militar del país.

Entre exceso y exceso, la tasa de inflación en Sri Lanka pasó de 6.15 por ciento en 2020 a 54.6 por ciento en junio de 2022.

Así, Sri Lanka colapsó en junio, pero desde marzo, un grupo de activistas conformado por un sacerdote católico, un estratega digital y un guionista crearon un movimiento que más tarde, en julio, sacaría por la puerta trasera a Gotabaya del poder. 

Pero ¿por qué hablo de esto?, porque veo los mismos excesos políticos en nuestro país.

Obras insignia como el Tren Maya y Dos Bocas con dinero chino.

Se dice que, para Dos Bocas, los chinos prestaron 600 millones de dólares.

Para el Tren Maya se unieron varias empresas más China Communications Construction Company e invirtieron aproximadamente 15 mil millones de pesos en la ruta.

Dicha empresa china fue sancionada por el Banco Mundial por corrupción y pagos de sobornos.

Construcción del AIFA de la vanidad. Se dice que el aeropuerto Felipe Ángeles nadie lo usa, pues no está preparado, ni siquiera los del gobierno y los militares.

Igualito al de Rajapaksa.

Escuelas cerradas y falta de medicamentos, ignorantes y moribundos, ¡ah! pero eso sí, se dice que el gasto militar se triplicó en comparación a la administración pasada.

Pero silencio, dejemos que nuestros gobernantes hagan lo suyo.

¿Hasta cuándo?

¿No se sienten culpables?

¡El país grita democracia y nosotros preferimos callar!

¿Dónde está el activismo en México?

Ese que pone el balance cuando los que gobiernan se pasan de la raya, al igual que el ex presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa.

¿Dónde está que no lo veo?

Y ojo, no estoy diciendo que nademos en la alberca presidencial ni que tomemos el té en la vajilla de porcelana del palacio de cristal, pero sí que exijamos el bienestar de nuestro país, sí a la justicia y no a la corrupción.

Porque, al parecer, nos gusta esta cultura política de la casa gris y blanca, del aeropuerto de la vanidad y las obras insignia con dinero chino.

Mientras, escuelas cierran y faltan medicamentos.

Y si alguien ha levantado la voz, no se escucha lo suficiente. Solo se oye el silencio de los culpables.

Publicidad
Publicidad
Publicidad