5 de julio 2022

8 de abril 2022

Opinión

#ConTaconesEntreLegos | Deshojando El Girasol

Con tacones entre legos

En el caso de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, en Venezuela, la margarita fue reemplazada por el girasol. Y al parecer, AMLO va deshojando la misma flor: Me quiere, no me quiere, girasol

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Quisiera dejar a AMLOVE a un lado, pero no puedo.

Y menos cuando veo que cada día nos parecemos más a Venezuela que a un México libre y democrático.

Sean testigos.

A imagen y semejanza…

La mercadotecnia política en Estados Unidos y el mundo cambió para siempre con Daisy o Margarita.

En 1964, Lyndon Johnson arrasó con este political advertisement emocional en el que una niña de tres años deshojaba una margarita, cuando de repente, se veía una explosión de un arma nuclear.

Desde el 64, las flores -ya sean margaritas, rosas o girasoles- tomaron un papel importante en la mercadotecnia o propaganda política del líder de la nación en turno.

En el caso de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, en Venezuela, la margarita fue reemplazada por el girasol.

Y al parecer, AMLO va deshojando la misma flor.

Me quiere, no me quiere, girasol.

¿Mera coincidencia?

No creo.

Propaganda creada para las masas.

Sí creo.

Digo “Presidente Eterno” vs. ¡Que siga AMLO!

¿Cuál diferencia?

4F vs. 4T.

¿No se les ocurrió algo más original?

Pero al parecer, el presidente de México, más allá de seguir la propaganda populista a imagen y semejanza sigue el mismo playbook político que Chávez y Maduro.

¡Y eso nos debe preocupar y ocupar!

Basta ver como AMLOVE le da el poder a los militares, al igual que un Chávez y Maduro.

O les parece normal…

Que servidores públicos utilicen un avión de la Guardia Nacional para promocionar la consulta de revocación de mandato.

NO es normal.

¡Es INDIGNANTE y posiblemente ilegal!

¿Les parece normal que un presidente quiera reescribir la historia de una democracia al imponer una reforma electoral a su antojo, que retrocederá los avances hechos por años?

Claro… es normal proponer una reducción de los legisladores plurinominales y la eliminación de 200 diputados federales y 32 senadores, más la austeridad en el presupuesto del INE.

¡No, NO es normal!

¡Así, México es Venezuela!

Basta ver la dizque reforma eléctrica, que en palabras del embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, es cara y sucia.

No por nada esta semana le cayó de sorpresa a AMLOVE en el Palacio de Cristal, tras acusaciones de Estados Unidos sobre la controvertida reforma.

¡Estados Unidos interviene porque ve que se avecina una nueva Venezuela!

¿O no?

Y de los mítines ni se diga.

El que hizo Sheinbaum esta semana para promover la revocación de mandato fue al puro estilo ‘Chavista’.

Chávez era experto en violar la ley electoral con mítines que eran utilizados como propaganda para salvaguardar su ego.

¿Le sigo?

Y eso que solo estoy mencionando algunos ejemplos por encima.

Tanto Chávez como Maduro fabricaron enemigos de oposición, se le fueron a la yugular a un sinfín de periodistas, los reprimieron, mataron la libertad de expresión.

¿Suena un tanto familiar?

En su momento, Chávez también hizo una consulta de revocación de mandato, digo, a nadie se le consultó, como AMLO, se impuso y así, tal cual, se hizo la votación.

Chávez dijo: “Si por ejemplo yo, a los dos años, resulta que soy un fiasco, un fracaso o cometo un delito o un hecho de corrupción o algo que justifique mi salida del poder, antes de los 5 años, estaría dispuesto a hacerlo”.

AMLO dijo: “Me voy a someter a la revocación de mandato. Cada dos años va a haber una consulta para que los ciudadanos decidan, si quieren o no, que continúe el presidente”.

¡Tal cual!

¡Despertemos!

AMLO deshoja el girasol tal cual Chávez y Maduro.

Populistas que no respetan a las instituciones.

Que utilizan la revocación de mandato para que siga el cuasi autoritarismo al que estamos presos, por indiferencia no por preferencia, y de eso, se aprovechan.

Porque no veo a nadie preocupado porque esto se convierta en Venezuela.

Lo que sí veo es menos amor a la patria, a México.

No sé ustedes, pero a mí, un México al estilo Venezuela me aterra.

Mis amigos venezolanos nunca volvieron a su tierra, son nómadas del mundo, ya no presumen ser venezolanos.

Chávez y Maduro deshojaron el girasol y terminaron por tirarlo.

AMLO hará lo mismo.

Me quiere, no me quiere.

De 66 por ciento de aprobación a 57 por ciento.

¿Con amor se paga?

Los girasoles no tienen nada que ver con las margaritas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad