FACEBOOK

VISTAS
23 de Junio del 2020

Tapar el Covid con un escándalo

Que si “yo dejé escapar a Ovidio”… Que si desaparecen el Conapred y renuncian a su directora… Que si Ramírez Cuéllar quiere meter a la cárcel a Yeidckol… Que si ya agarramos a la mamá de “El Marro”, pero saludamos a la mamá de El Chapo. Que si ya le quitamos a Chumel su programa en HBO. Que si las casas de Ackerman e Irma Eréndira son herencias familiares no declarables…. Que si en unos días vamos a destapar la primera generación de factureros multimillonarios. Nada de eso puede ser más preocupante que el hecho de que México se instaló ya el domingo como la capital mundial de las muertes por Coronavirus. La cifra de mil 44 decesos reportados el Día del Padre alarmó al mundo, solo superada por el reporte del 3 de junio, cuando se reportaron 1092 muertes. Entonces teníamos 11 mil 729 decesos en total. Dieciocho días después ya tenemos casi el doble, con 21 825 muertes. Solo para darles una idea del drama, los Estados Unidos –con tres veces más población que México- desde hace 12 días no reporta más de mil muertos por la pandemia. También el incremento de casos registrados el domingo 21 en México fue el segundo más alto. Fueron 5 mil 343 contagios contra 5 mil 662 registrados tres días antes, el 18 de junio. Nada de que la curva se aplana. Peor aún, nada de que ya domamos la pandemia. El epidemiólogo Hugo López-Gatell está en un serio aprieto, al evidenciar por las cifras que le miente al presidente Andrés Manuel López Obrador y le da atole con el dedo a todos los mexicanos. Tan solo en los últimos 20 días, México registra 80 mil nuevos contagios, un promedio de 4 mil diarios, mientras que los decesos en ese mismo lapso se elevaron en 10 mil casos, un promedio de 500 muertes diarias. Pero más allá del dramático efecto de las cifras, los distractores van sobre el efecto político que de acuerdo a los datos oficiales exhiben a entidades gobernadas por Morena como las que peor están manejando la pandemia. Los tres Estados líderes en contagios y muertes por cada 100 mil habitantes son Baja California, Ciudad de México y Tabasco. Los tres gobernados por Morena. Baja California, gobernada por Jaime Bonilla, es la campeona con 235 contagios y 51 muertes por cada 100 mil habitantes. Viene después la Ciudad de México, gobernada por Claudia Sheinbaum, con 476 contagios y 50 muertes por cada 100 mil habitantes, se instala en segundo lugar nacional. Y el tercer lugar es para Tabasco, gobernado por Adán Augusto López, con 350 contagios y 37 muertos por cada 100 mil habitantes. Si quieren ver el drama de los estados de Morena, comparemos sus cifras con las de Nuevo León y Jalisco, donde están Monterrey y Guadalajara, los dos enclaves urbanos más grandes después de la Ciudad de México. En el Nuevo León del independiente Jaime “El Bronco” Rodríguez se dan 73 contagios y 5 muertes por cada 100 mil habitantes. Diez veces menos letalidad que en la Ciudad de México y que en Baja California. Y en el Jalisco del emecista Enrique Alfaro se registran 65 contagios y 6 muertes por cada 100 mil habitantes. Ocho veces menos que en la Ciudad de México o Baja California. El fenómeno del descuido de Morena se repite también en el nivel municipal. De los cinco municipios de la Ciudad de México con mayores decesos, cuatro son de Morena. Alvaro Obregón, de Layda Sansores, con dos mil 944 muertos; Xochimilco de José Carlos Acosta, con dos mil 702 muertos; Cuauhtémoc de Nestor Nuñez con dos mil 523 muertos y Azcapotzalco de Vidal Llerenas, con dos mil 317 muertos. Por eso decimos que no se nos lleve a la trampa de la distracción con los pleitos que se destapan todos los días en La Mañanera. Lo que está sucediendo en México con la pandemia, se diga lo que se diga, se salió de control. Y las mentiras de Hugo López-Gatell continúan como la Biblia sanitaria de una Nación que está visitando los infiernos. Quizás la mejor descripción de lo que vivimos la dio Eric-Feigl-Ding, epidemiólogo de la Universidad de Harvard, quien lanzó un dramático tweet. “Santo Cielo. Estoy llorando por México. ¡Más del 50 por ciento es el porcentaje de positividad. Más de la mitad de los que toman la prueba son positivos. Aún en los peores períodos de Nueva York, o Madrid o Lombardía… jamás se aproximaron al 50 por ciento de positividad. México podría estar experimentando algo sin precedentes”. ¿Qué responde a esto Hugo López-Gatell?