FACEBOOK

VISTAS
15 de Octubre del 2020

García Luna, hundido

Bien por las investigaciones sobre los contratos multimillonarios de García Luna.
Tiene razón el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando dice que los medios mexicanos ni difunden ni se indignan lo suficiente frente al caso Genaro García Luna. Son las revelaciones recientes sobre los 10 contratos por 402 millones de dólares –si, casi 9 mil millones de pesos- que se le otorgaron entre 2012 y 2017 a la empresa Nunvav Inc. Esa corporación de venta de tecnologías está ligada a Genaro García Luna, el secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón. Fue desde entonces cuando Manuel Samuel y Jonathan Alexis Weinberg se convirtieron en proveedores favoritos y aliados en los negocios del poderoso jefe de la Seguridad calderonista. Tanto que Nunvav tiene como apoderada legal a María Vanesa Pedraza Madrid, quien colaboró durante casi 12 años con García Luna, desde 2001 hasta 2012. Esos poderes legales los comparte la psicóloga de profesión con Jorge Luis Castilla Aguilar, quien venía representando a Nunvav en casi todos los contratos que se le asignaron durante los días en los que todo era miel sobre hojuelas para los hermanos Weinberg. Los poderes a los allegados a García Luna se les otorgaron en una asamblea extraordinaria realizada el 7 de octubre del 2019, ante notario público en Panamá, de acuerdo a documentos en poder de Mexicanos Contra la Corrupción. Los reportes advierten que Nunvav Inc. –radicada fiscalmente en Panamá- se dedica a vender equipos y software de seguridad. Además del gobierno federal, la corporación también colocó sus servicios en gobiernos estatales, como los de Nuevo León y Tamaulipas. El nombre de Félix Valencia Maldonado, el vicepresidente de Nunvav Inc. también aparece en la sociedad Lurion Trading Inc., que es investigada en Colombia con presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Después de investigaciones aportadas por la Unidad de Inteligencia Financiera, que preside Santiago Nieto, se reveló que Nunvav Inc. recibió en el sexenio de Enrique Peña Nieto un total de nueve contratos millonarios. El monto de esos contratos que alcanzó los 390 millones de dólares, más un contrato adicional por 270 millones de pesos. Todos dentro de la partida Seguridad Pública y Nacional. Para dar idea de la presunta manipulación de los montos, entre los contratos se incluye un desembolso de 19 millones de dólares para equipo de tecnología y vigilancia de un solo penal, el Centro Federal de Readaptación Social, CPS12, ubicado en Guanajuato, una entidad gobernada por el PAN. No existe evidencia de que el contrato se haya ejecutado y sí en cambio se le reclaman todavía hoy cerca de 6 millones de dólares sin cubrir al gobierno de la Cuarta Transformación. De hecho la mayoría de los contratos investigados a Nunvav Inc. tienen relación con equipamientos relacionados a centros federales de readaptación social. El reporte confirma la denuncia realizada el Presidente Andrés Manuel López Obrador -en sus últimas dos conferencias Mañaneras- apunta a que Nunvav Inc. habría buscado cobrado casi 6 millones de dólares por cursos de capacitación de hora y media, a sólo tres presuntos funcionarios que no están no documentados como personal del área de Prevención y Readaptación Social. Lo curioso es que en esta investigación revelada por el presidente López Obrador todavía no aparezca la vinculación de esos nueve contratos con quien manejaba en el sexenio de Peña Nieto la Seguridad Pública Nacional: Miguel Ángel Osorio Chong. Cuestión de recordar que en la transición del sexenio de Calderón a Peña Nieto fue desaparecida la dependencia a cargo de García Luna y sus funciones fueron absorbidas por la Secretaría de Gobernación, en donde despachó todo el sexenio Miguel Ángel Osorio Chong. Pero si el gobierno de la Cuarta Transformación busca de verdad el nivel de indignación pública sobre los negocios fachada de seguridad, inteligencia y tecnologías, que estire el hilo negro de los contratos ventajosos tanto que documentan los gastos de Plataforma México. Oficialmente, el libro blanco del presupuesto de la deficiente plataforma nacional de acopio de información para seguridad -diseñada por Telmex- registró una inversión de 4 mil 294 millones de pesos hasta el cierre del sexenio calderonista. Pero se estima que la cifra se acercó a los 9 mil millones de pesos con lo invertido en el sexenio peñista, buscando habilitar un sistema nacional de monitoreo de seguridad que hoy no cumple remotamente con lo que se prometió en 2006. Bien por las investigaciones sobre los contratos de García Luna…. Ahora a buscar lo que se hizo en ICIT Private Security y por supuesto, con la Plataforma México. Sin duda descubrirán sorpresas mayores a las de Nunvav.