FACEBOOK

VISTAS
10 de Junio del 2020

Es la BOA

Vale la pena hacer tres consideraciones sobre el #BloqueOpositorAmplio anti-AMLO y anti-Morena: 1) No es pecado formar un bloque opositor 2) El complot se fija en FEMSA y 3) Alguien busca sorprender al presidente.
Aún no se enfriaba el envío del video que difundimos ayer titulado “Encapuchados del Chipinque” cuando dos horas después en La Mañanera la tesis era confirmada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Alguien le vendió, y el mandatario ya lo compró, que existe un complot contra él, su gobierno de la Cuarta Transformación y su partido Morena, que tiene su epicentro en Monterrey, con el apoyo de organismos empresariales, partidos políticos y medios de comunicación. Jesús Ramírez, el jefe de la comunicación presidencial fue el encargado de leer el documento “confidencial” que presuntamente les habrían hecho llegar con todo el detalle en torno a un plan anti López Obrador y anti Morena. El objetivo del Bloque Opositor Amplio (BOA) sería desplazar a Morena en las próximas elecciones para que pierda el control del Congreso y retirar al presidente López Obrador mediante la revocación de mandato. Y tal como lo advertimos en “Encapuchados del Chipinque”, el epicentro de la acción se ubica en Monterrey al señalar como los aliados en ese frente al Consejo Coordinador Empresarial, a Coparmex, al Grupo Monterrey, señalando por su nombre exclusivamente a Femsa, que preside José Antonio Fernández. Sobre ese Bloque Opositor Amplio anti AMLO y anti Morena vale la pena hacer tres consideraciones. I.- No es pecado hacer un Bloque Opositor Quizás al presidente López Obrador ya se le olvidaron sus días como opositor en los que encabezaba -con toda libertad y en todo su derecho- un bloque opositor en contra del PRIAN. Definía estrategias, concertaba aliados, pactaba con medios, convencía a periodistas e intelectuales, para concretar su legítima lucha en contra de la corrupción y de la llamada Mafia del Poder. Fue un éxito, ganó arrolladoramente la elección presidencial del 2018. Esa es la esencia misma de la política. En Minatitlán el propio mandatario exhortó a no andar con medias tintas. Se está a favor o en contra, pero hay que definirse. Si el documento presentado es real –y no fabricado-, se trata de un bloque que se define en contra de las políticas del gobierno de la Cuarta Transformación. Y sin duda entre quienes dirigen a Morena deberá existir un documento, igual y opuesto, para evitar que se les arrebate esa mayoría que ahora tienen. Identificando aliados y adversarios. Lo que llama la atención es que el presidente López Obrador haya utilizado La Mañanera para hablar de su partido, Morena. ¿No decía que él era presidente de todos los mexicanos y que lo de Morena debía ser visto por Morena? II.- Fijar el Complot en FEMSA La única empresa señalada en todo el documento es Femsa, la corporación regiomontana que capitanea José Antonio Fernández. “El Diablo” siempre ha sido uno de los críticos más severos de las políticas del candidato López Obrador y ahora del inquilino de Palacio Nacional. Pero definitivamente no es el único. Hay docenas de empresarios grandes, medianos y pequeños inconformes con las políticas de la Cuarta Transformación. Y el pobre manejo económico frente a la pandemia está engrosando las filas de esa disidencia que se siente huérfana de un gobierno que se niega a apoyarlos. ¿Cuál es la razón para ubicar a Femsa y a su presidente, José Antonio Fernández, como epicentros del bloque? ¿Será el hecho de que los intereses del presidente del CCE, el de la Coparmex, los del Tecnológico de Monterrey y los del Frente Unido contra AMLO (Frena) tienen como común denominador a la corporación regiomontana y a su presidente? III.- Alguien Busca Sorprender al Presidente A menos que existan evidencias más contundentes, el solo documento del BOA solo confirma que alguien insiste en venderle la idea al inquilino de Palacio Nacional de que el triángulo Fernández-Salazar-De Hoyos no es confiable. Y que urge cambiar de interlocutores. En el CCE y en Coparmex. Y esa promoción solo puede venir de otros empresarios que, ya alineados a los intereses y a las grandes obras de la Cuarta Transformación, recelan del rol que los empresarios regiomontanos vienen desplegando no solo en el gobierno lopezobradorista, sino en los organismos cúpula del sector privado. ¿Será que esos empresarios quieren asestar un golpe para recuperar el manejo tanto del CCE como de la Coparmex? Por lo pronto el quiebre ya es evidente. El presidente López Obrador ya hizo del Bloque Opositor el monstruo de una sola cabeza, enlistando a empresarios, directores de organismos empresariales y comunicadores que se alistan para darle la batalla en las urnas. Por lo pronto la reacción del primer gobernador BOA no se dejó esperar. Y el chihuahuense Javier Corral tuiteó: “En la Torre… ya nos descubrió @JesusRCuevas!!! Por lo pronto el Pte.@lopezobrador no podrá negar que vamos a tener un jingle muy sonoro y pegajoso #Es la Boa... Es la Boa!”