5 de julio 2022

22 de marzo 2022

Nuevo León

¿Qué esconde Samuel García?

Nuevo León

El gobierno de Samuel García en Nuevo León oculta los contratos que ha otorgado a las empresas de mercadotecnia política del jalisciense Rafael Valenzuela Cardona. Por lo pronto, una de ellas ya recibió por adjudicación directa más de medio millón de pesos por sus servicios, de solo 10 días de duración y en periodo vacacional

Por Magenta Staff

COMPARTE ESTA HISTORIA

El siguiente mensaje del gobernador de Nuevo León, Samuel García, está perfectamente confeccionado: expresa empatía con la justa causa de las mujeres, inserta la narrativa de que hubo infiltrados en la marcha y ofrece una solución.

En pocas palabras, el fragmento de video muestra un discurso cuidadosamente diseñado. Y esa no es una casualidad.

De acuerdo con el periódico El Norte, EuZen Consultores SC, la compañía que asesora de manera casi exclusiva a Samuel García y a Mariana Rodríguez Cantú en cuestiones de imagen y comunicación, factura alrededor de 100 millones de pesos al año.

Aquí es donde se esconde una enorme contradicción y una profunda hipocresía en el discurso del gobernador. Samuel García aseguró que la reparación del Palacio de Gobierno saldría de su bolsillo para que no le cueste a los contribuyentes, sin embargo, el diseño de esta narrativa le costará a la administración estatal, en realidad, 100 millones de pesos anuales, de acuerdo con las fuentes que cita el diario regiomontano. Una cifra fuera de proporción.

Pero eso no es lo más grave. Y es que EuZen se ha convertido en una de las células de mayor influencia en el gobierno de Samuel García. Algo así como el poder detrás del poder.

La cara de la compañía -y aparente dueño- es Rafael Valenzuela Cardona, experto en marketing político y asesor cercano de Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco; a su vez, uno de los líderes más importantes de Movimiento Ciudadano.

Pero nada de esto es nuevo. El modus operandi de Valenzuela con figuras políticas del partido naranja en Jalisco fue ampliamente documentado durante el más reciente periodo electoral.

El esquema se basa en una triangulación de servicios de comunicación política a través de un tridente de empresas conformado por EuZen, La Covacha e Indatcom. Esta última tiene el honroso distintivo de haber sido multada por el INE con 31 millones pesos en 2015 por no resguardar correctamente los datos personales de decenas de millones de mexicanos.

En el caso particular de Nuevo León, las empresas vinculadas con Valenzuela recibieron -al menos- 9 millones 369 mil 639 pesos a través de los dos despachos fiscales de la familia de Samuel García.

Pero eso no es todo. Ahora, EuZen Consultores SC recibe dinero público.

Según refiere Reporte Indigo, la firma jalisciense recibió un contrato por adjudicación directa del gobierno de Samuel García por más de medio millón de pesos. La punta del iceberg: una pequeña muestra de la influencia de esta compañía.

El supuesto servicio consistió en estrategias de imagen institucional, comunicación y mercadotecnia, y planeación para eventos del gobernador de Nuevo León, exclusivamente del 20 al 31 de diciembre, de acuerdo con el medio, que tuvo acceso a la documentación pública. Solo que, de esos 11 días, el mandatario estatal y su esposa pasaron cinco de ellos de vacaciones.

En este contexto, Código Magenta solicitó al gobierno de Nuevo León que, en aras de la transparencia prometida, facilite a la ciudadanía los contratos que habría suscrito su gobierno en materia de publicidad.

No obstante, la secretaría de Administración estatal ha preferido ocultar los documentos bajo el increíble argumento de que la información solicitada, no existe.

Este medio impugnó la respuesta del gobierno estatal ante la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información de Nuevo León, la cual dio la razón al ciudadano y ordenó a la secretaría de Administración transparentar los contratos de publicidad suscritos para el rediseño de la imagen del gobierno estatal, como fue solicitado originalmente.

Solo que el gobierno de Nuevo León ha desacatado la orden de la autoridad en materia de transparencia y no ha cumplido con el plazo establecido por el propio organismo autónomo.

En pocas palabras, el gobierno de Samuel García esconde la información.

Y es precisamente en este contexto de opacidad que se confecciona el discurso público del mandatario estatal.

La pregunta es obligada: ¿qué esconde Samuel García, que su propia secretaría de Administración, encabezada por Gloria María Morales Martínez, está dispuesta a desacatar flagrantemente la orden de una autoridad autónoma?

Eso lo sabremos todos, más pronto que tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad