FACEBOOK

VISTAS
10 de Junio del 2020

“Hay humo blanco” en la destitución de Manuel González

La Comisión Anticorrupción del Congreso de Nuevo León espera que el viernes se vote en el Pleno la destitución del secretario de gobierno, acusado en el caso de las Broncofirmas. Personas cercanas a las negociaciones legislativas refieren que hay consenso para aprobar el dictamen.
“Parece que hay humano blanco”. Un legislador con conocimiento de las negociaciones en el Congreso de Nuevo León dijo a Código Magenta que se están alienando las condiciones políticas para destituir al secretario de Gobierno, Manuel González. A pesar de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial advirtió desde mediados del año pasado que el Congreso podría incurrir en desacato si no sancionaba a González y al gobernador Jaime Rodríguez, los diputados tardaron más de un año en construir un consenso político en este sentido. En julio de 2019, la Sala Regional especializada del TEPJF determinó que el gobernador y su secretario de gobierno incurrieron en una ilegalidad al utilizar recursos públicos para recolectar firmas a favor de la campaña presidencial del “Bronco”. La sentencia estipuló que era responsabilidad del Congreso establecer la sanción. Después de que el Congreso recibió una amonestación del poder judicial por rebasar la fecha límite impuesta por el tribunal y de que se suspendieran las actividades legislativas por el Covid-19, este lunes la Comisión Anticorrupción circuló nuevamente el dictamen de sanción en contra de González. Se plantea su destitución e inhabilitación, lo que impediría al secretario de Gobierno participar en el proceso electoral de 2021. El dictamen tendría el apoyo de Movimiento Ciudadano, Morena, el PAN y el PRI, de acuerdo a fuentes cercanas al asunto. El PAN fue la última bancada en sumarse al consenso, dado que habrían prevalecido diferencias entre los líderes del partido, Zeferino Salgado y Raúl Gracia. Según versiones periodísticas, el contacto de algunos legisladores del PAN con la Suprema Corte de Justicia de la Nación y con el TEPJF para determinar las implicaciones de que el Congreso cayera en desacato fueron el factor determinante en que se formara un consenso en torno a la sanción de González. La destitución del gobernador, en cambio, ha sido aplazada. Luis Donaldo Colosio dijo a un medio local que esto se debe a la incertidumbre legal que rodea la dictaminación de este proceso. El elefante en la habitación respecto a la negociación por la sanción a Rodríguez Calderón radica en si el Congreso puede votar su destitución a partir de un procedimiento especial iniciado en la Comisión Anticorrupción (similar al de González) o si debe invocar un juicio político. Se trata de una discusión fundamentalmente de índole jurídica.