FACEBOOK

VISTAS
19 de Septiembre del 2019

En este ranking, el Tec de Monterrey es mejor que la London School of Economics

QS World University Rankings situó al ITESM en el prestigioso lugar 40 en su evaluación de empleabilidad, superando a instituciones de primer nivel como Brown y la Universidad John Hopkins.

Si Nuevo León fuera un país, el influyente fondo de mercados emergentes de JP Morgan lo incluiría en su selección de economías estrellas de alto crecimiento. El año pasado, el producto interno bruto de la entidad se expandió 4.2 por ciento, más de tres veces  que la economía mexicana.

Esto obedece en gran medida al despliegue de infraestructura heredado de una tradición industrial de más de cien años, así como a la cadena de valor global que las empresas han instalado en la zona metropolitana de Monterrey.

Sin embargo, hay un factor preponderante, particular que hace de Nuevo León una economía con el potencial de otras promesas emergentes: el desarrollo de capital humano en universidades que compiten en los rankings mundiales de calidad educativa.

Sobresale, a todas luces, el Tec de Monterrey, conocido en Estados Unidos como el “MIT de América Latina”.

Recientemente, QS World University Rankings publicó los resultados de un estudio que evalúa la empleabilidad de los egresados universitarios en todo el mundo. Ubica al Tec de Monterrey en el prestigioso lugar 40. Lo sitúa por encima de importantes instituciones educativas como la London School of Economics, la Universidad John Hopkins y la Universidad de Brown.

La lista de las diez primeras universidades del ranking incluye a las instituciones esperadas: MIT, Stanford, UCLA, la Universidad de Sidney, Harvard, la Universidad de Tsinghua en China, la Universidad de Melbourne, Cambridge, la Universidad de Hong Kong y Oxford.

El puntaje de empleabilidad del Tec de Monterrey es similar al de universidades como Purdue o Carnegie Mellon. Se trata de la institución educativa de América Latina mejor rankeada, sóloo superada por la Universidad Católica de Chile.

La evaluación de QS World University Rankings midió cinco variables: la tasa de empleabilidad de los egresados, la calidad de las asociaciones de la universidad con las empresas, la reputación de las empresas asociadas, los resultados académicos de los alumnos y el nivel de conexión entre las empresas y los alumnos.

Desde su inicio, cuando fue fundado por Eugenio Garza Sada, el Tec de Monterrey ha tenido un ADN empresarial. La misión original de esta institución fue preparar el capital humano que conduciría las empresas del llamado Grupo Monterrey.

75 años después, esta identidad empresarial del Tec sigue vigente en sus Centros de Vida y Carrera y sus programas de vinculación.

La zona metropolitana de Monterrey se ha convertido en un centro neurálgico de actividad industrial y económica, no sólo para México, sino para toda la región de América del Norte. Un reportaje del diario The Wall Street Journal se refiere a esta ciudad como “NAFTA capital”.

Este dinamismo implica una fuerte demanda de capital humano: profesionistas preparados al más alto nivel, que sean competitivos en su campo y que tengan una visión humanística para contribuir a su comunidad.

Monterrey no es una ciudad maquiladora de bajo costo. La ciudad ha desarrollado una estructura económica compleja abocada a la exportación. Empresas de servicios como MSCI, que elaboran índices financieros para clientes institucionales en todo el mundo, han mudado gran parte de sus operaciones a Nuevo León.

Este desarrollo, tan distante de la realidad de gran parte dl resto del país, no habría sido posible sin el talento emanado del Tec de Monterrey en los últimos 75 años.

Eso ya se sabía en México. Ahora la sabe el mundo.