FACEBOOK

VISTAS
08 de Septiembre del 2020

Aumentan en Nuevo León muertes por Covid-19 sin comorbilidades

Según la Secretaría de Salud de Nuevo León durante la primera semana de septiembre alrededor de 339 personas murieron a causa del Sars-Cov-2, pero de este total 97 personas no padecían ningún tipo de comorbilidad, lo que representa el 28.61 por ciento de las defunciones en lo que va del mes.
Desde el inicio de la pandemia por Covid-19 se estableció que el padecer alguna comorbilidad como diabetes, obesidad, hipertensión, problemas cardiacos o respiratorios, aumentaba el riesgo de muerte al contraer el virus, ahora la cifra de decesos de personas que no tenían estos problemas médicos va en aumento. Según la Secretaría de Salud de Nuevo León durante la primera semana de septiembre alrededor de 339 personas murieron a causa del SARS CoV-2, pero de este total 97 personas no padecían ningún tipo de comorbilidad, lo que representa el 28.61 por ciento de las defunciones en lo que va del mes. Esta cifra resulta alarmante pues aún no se tiene a bien el por qué personas que son aparentemente sanas y que no perteneces al grupo de edades que representan de alto riesgo están perdiendo la vida. Uno de los factores que pueden influir en esta situación es la tardía atención o detección del virus en este grupo de personas. Según la Organización Panamericana de la Salud, las condiciones de salud subyacentes para la enfermedad grave por covid-19 son, cardiovasculares, renales y respiratorias crónicas, diabetes, hipertensión, cáncer, Sida, tuberculosis, trastornos neurológicos, obesidad severa, hipertensión y tabaquismo. Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud ha señalado en repetidas ocasiones que medir la tasa de mortalidad por este virus en algunos países puede ser engañosa y resulta difícil de ser comparada entre ellos pues la definición de causa de muerte por coronavirus es diferente. Según la OMS la causa de muerte por Coronavirus se define como un fallecimiento resultante de una enfermedad clínicamente comprobable en un caso probable o confirmado, a menos de que exista una clara causa alternativa de muerte que no pueda relacionarse con enfermedad por ejemplo un traumatismo. Es por ello que es difícil tener una cifra exacta de muertes a causa de este virus y más aún cómo han afectado las comorbilidades en los decesos. Lo que si se tiene establecido es que en agosto en Nuevo León se tuvo un descenso en el número de contagios pero el número de fallecimientos se incrementó y se espera que esta situación se repita durante el mes en curso debido a las cifras de muertes que arrojaron lo primera semana de septiembre.