FACEBOOK

VISTAS
17 de Junio del 2019

Trump cancela nueva ayuda humanitaria para América Central

El Departamento de Estado anunció que no habrá asistencia adicional para Guatemala, El Salvador y Honduras hasta que los gobiernos tomen acciones significativas para reducir la migración hacia Estados Unidos
La administración de Donald Trump anunció que suspenderá el financiamiento de nuevos programas de ayuda humanitaria para América Central “hasta que los gobiernos de esos países tomen acciones significativas para reducir el número de migrantes que llegan a la frontera sur de Estados Unidos”. La vocera del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, dijo que el Presidente estaba decidido a recortar los 615 millones de dólares destinados este año fiscal a los más de 700 proyectos que el gobierno estadounidense está auspiciando en el Triángulo del Norte, pero que mantendrá 400 millones de dólares porque la cancelación no era rentable. La reducción es significativa, considerando que, de acuerdo a cifras oficiales, el Congreso ha apropiado 2.6 mil millones de dólares para este propósito desde el año fiscal 2016. Esto marca un cambio relevante respecto a la política de la administración de Barack Obama, que consideraba la ayuda humanitaria para Guatemala, El Salvador y Honduras como una medida consistente con los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos. El enfoque del gobierno anterior estaba basado en la mejora de indicadores puntuales en materia de seguridad, gobernanza y prosperidad económica; según un reporte del Servicio de Investigación del Congreso que fue publicado el jueves pasado. El documento explica que la administración Trump modificó sustancialmente la política de ayuda a América Central, cambiando el enfoque de los programas auspiciados para asumir una postura más pragmática, abocada directamente al control de la migración, el combate a las operaciones de tráfico de drogas y a generar oportunidades de negocio para Estados Unidos. Desde que Donald Trump llegó al poder, el Ejecutivo Federal ha intentado desmantelar estos programas de asistencia internacional. El reporte del Congreso estima que los recursos apropiados por el Congreso para ofrecer ayuda humanitaria en América Central entre el año fiscal 2018 y el año fiscal 2020 disminuirán en 28 por ciento. La agencia Reuters reportó que la cancelación de nueva asistencia para la región será altamente cuestionada por miembros del Congreso por ser considerada una política cruel y contraproducente para frenar la migración. El anuncio del Departamento de Estado ocurre en un momento crítico para el éxodo de Centroamérica. En los primeros ocho meses del año fiscal actual se registraron al menos 444 mil detenciones de migrantes en la frontera de Estados Unidos con México. Ésta es la cifra más alta desde el 2006 y representa casi el doble de lo presentado en 2014, cuando estalló la crisis de los niños migrantes que viajaban sin acompañante. La nueva política del gobierno estadounidense es también un golpe directo a la propuesta del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de implementar un Plan de Desarrollo Integral de América Central para atender las causas estructurales de la migración. Esta idea, coordinada con ayuda de la Comisión Económica para América Latina de la Organización de las Naciones Unidas, era parte central de los esfuerzos del gobierno mexicano para administrar el flujo migratorio. El mensaje de la administración de Donald Trump llega tres días antes de que se lleve a cabo una reunión programada en Tapachula, Chiapas entre López Obrador y Nayib Bukele, el Presidente de El Salvador.