FACEBOOK

VISTAS
09 de Enero del 2020

Todos quemamos Australia

Aunque parece que los incendios forestales en Australia son un desastre muy lejano a nosotros, la realidad es que nosotros también lo ocasionamos.
Hasta ahora solo hay estimaciones de las pérdidas. El profesor Chris Dickman, un experto en biodiversidad australiana de la Universidad de Sydney, estima que en los desastres murieron 800 millones de animales. Y de eso, ¿cómo podemos tener la culpa? En los últimos años, los científicos han probado que con el calentamiento del planeta los desastres naturales son más destructivos. Por ejemplo, este es un estudio de la reconocida revista científica ‘Nature Climate Change’; allí hablan sobre como los gases de efecto invernadero están ocasionando cambios en los desastres naturales, y cómo esto afecta a la humanidad. En este verano Australia registró niveles nunca antes vistos de calor y sequía, provocados por lo caliente que está la tierra. Por lo tanto, sin importar quién o cómo se prendió la primera llama, la falta de humedad rápidamente propagó los incendios a una escala masiva. Las autoridades confirmaron 25 personas muertas, y se estima la pérdida de 6 millones de hectáreas con flora y fauna única en el mundo, pero los daños aún son incontables… y míralos bien, porque en esta tragedia, todos tenemos parte de la culpa. Lo que sucede es que los gases de efecto invernadero calienta la tierra, lo que ocasiona cambios de temperatura en los ecosistemas; a algunos lugares, como Australia, los vuelve más calurosos y secos, y cuando hay desastres los hace más destructivos. Y lamentamos decirte que los mexicanos tenemos mucho que ver con esto… Según el Foro Económico Mundial, México está entre los 15 países que más genera dióxido de carbono al planeta. El CO2 es uno de los gases de efecto invernadero más dañino. Por lo que sí, aunque nos cueste creerlo, aunque pensemos que estamos lejos, aunque creamos que es culpa de otros… todos, incluso tú quemamos Australia.