FACEBOOK

VISTAS
10 de Julio del 2019

Sargazo: el monstruo del caribe

Un nuevo estudio publicado este jueves en la revista Science pinta una panorama desolador para el Caribe mexicano: las manchas de algas que acechan las costas de la región responden a un fenómeno irreversible
Para el Pescador Vloggero, un pescador extremo, empresario, ambientalista y lanchero de Cancún, el sargazo es un tema grave. Y no se trata de “tonterías políticas”, expresa en un video publicado en redes sociales que cuenta con decenas de miles de vistas. Y vaya que es un problema grave, pues no tiene fecha de caducidad. Y es que este jueves, la revista científica Science publicó uno de los primeros estudios que observar con detenimiento el fenómeno del sargazo en el océano Atlántico, particularmente en el mar Caribe. En el reporte, investigadores de la Universidad de Florida del Sur utilizaron imágenes de satélite para identificar un área que llaman “El Gran Cinturón del Sargazo” (GASB, por sus siglas en inglés), el brote macroalgal más grande del mundo. En su mayor expresión, recorrerlo tomaría lo equivalente a volar desde Nueva York a Los Ángeles - vuelo redondo. “Este fenómeno muy probablemente se volverá normal”, pronosticó Mengqiu Wang, principal autor del estudio. “Creo que hay altas probabilidades de seguir viendo (brotes) en los próximos años”. Los académicos indicaron que el GASB debe su origen a acciones humanas como la deforestación y el uso de fertilizantes en la región del Amazonas. Las principales consecuencias negativas de este acumulamiento de algas marinas es que, cuando se juntan en las costas puede agotar los niveles de oxígeno, lo cual resulta en la muerte de otros organismos. Asimismo, cuando muere, se hunde y, en el camino, se lleva de encuentro todo lo que no sea suficientemente rápido de escapar. Además de hacer de las playas un lugar poco atractivo para los turistas. “No es fácil y quizás es imposible contener estos brotes”, indicó Chuanmin Hu, otro de los autores. “No es local. Se trata de todo el océano Atlántico tropical”. Todavía hay pocos estudios científicos sobre el GASP, y los expertos están trabajando para poder predecir futuros brotes de mejor manera. Pero lejos de reforestar y reducir el uso de fertilizantes, los humanos podrían no tener mucho qué hacer al respecto, afirman los autores, quienes recomiendan adaptarse a la presencia del sargazo en las playas del caribe. “Podemos intentar remover el sargazo de las playas y hacer uso de ese sargazo; hacer de esto algo bueno”, dijo Hu. “Cómo responderemos al sargazo será muy importante, porque este fenómeno emergente podrá convertirse en la normalidad”.