FACEBOOK

VISTAS
23 de Diciembre del 2019

¿Por qué odian a Greta Thunberg?

Una foto de Greta Thunberg, en el piso y rodeada de maletas, desencadenó todo tipo de opiniones. Y así como le desearon buen viaje, también la criticaron. Y es que a Greta la amas o la odias. Y ambos bandos tienen sus razones.
A Greta la odian porque es privilegiada. Y aceptémoslo, no todos podemos faltar a la escuela para salvar al planeta. Tampoco podemos darnos el lujo de viajar en primera clase, como la evidenció la compañía de trenes alemanes después de la foto que publicó la activista. También es muy improbable que cualquiera pueda cruzar el océano atlántico en un yate de millones de dólares, porque los aviones contaminan demasiado. Pero para Greta sus privilegios no deberían ser tema, ella piensa hay cosas mucho más importantes de qué hablar. Y eso lo reclamó en un tuit, donde dijo que el fracaso de la cumbre climática en Madrid debería ser más relevante para los medios que su foto en un tren. Por eso la aman. Greta está defendiendo el planeta como nadie lo ha hecho. Al día de hoy es la activista adolescente con mayor influencia a nivel mundial. Y eso lo reconoció la revista TIME al nombrarla “persona del año”. Con su iniciativa, “Viernes por el futuro”, Greta logró que en un solo día más de 7 millones de personas se movilizaran alrededor del mundo para exigir cambios en las políticas ambientales. Pero los que la odian piensan que todo esto es una farsa. Algunos como Donald Trump Jr. dicen que Greta es una trampa del marketing. Y los más escépticos piensan que hay intereses de por medio... ¿quién está detrás de ella?, ¿hasta donde su discurso es auténtico? o ¿de dónde sale el dinero para financiarla? son las preguntas más frecuentes. Otros, como el hijo de Jair Bolsonaro, dicen que Greta es financiada por George Soros, uno de los hombres más ricos del mundo. Soros ha ganado fama por gastar su dinero en causas progresistas, como la de Greta. Una ‘supuesta’ foto de Greta con Soros levantó más sospechas, sin embargo ya se confirmó que esa foto es falsa. Por el otro lado, a Greta la aman porque sus discursos están incomodando a los más poderosos. Como el discurso que ofreció en la Cumbre del Clima de la ONU, en Nueva York. Y no solo eso, Greta nunca ha intentado ocultar que tiene síndrome de Asperger, de hecho para ella eso es un superpoder. Y tiene razón... porque tienen cualidades únicas como activistas. Eso lo descubrió el psicólogo británico Tony Attwood. Aquellos que tienen Asperger prestan mayor atención a los detalles, eso les permite ver cosas que no son tan aparentes para los demás. Aunque para los que odian a Greta el síndrome de Asperger, no es más que una enfermedad mental. Y tú, ¿la amas o la odias?