FACEBOOK

VISTAS
09 de Mayo del 2019

"Es momento de quebrar Facebook"

Mark Zuckerberg controla Facebook. Pero, ¿quién controla a Mark Zuckerberg? Su ex compañero de cuarto en Harvard, un cofundador de la compañía, dice que es momento de que los reguladores antimonopolio terminen con Facebook como lo conocemos

¿Qué pasó?

En un largo editorial para The New York Times, Chris Hughes argumenta que el gobierno debe separar Facebook, Instagram y Whatsapp en tres negocios independientes.

¿Quién es Chris Hughes?

Fue compañero de cuarto de Mark Zuckerberg en Harvard y es uno de los cofundadores de Facebook. Dejó de trabajar en la compañía hace una década y liquidó sus acciones en el 2012. Además, es consejero del Instituto Roosevelt, un think tank independiente que ha sido crítico con las plataformas digitales y la ausencia de una regulación antimonopolio eficiente que permita limitar el poder de mercado de Amazon, Google y Facebook.

¿Por qué es importante?

Porque Hughes considera que Facebook es un monopolio digital que ha puesto en riesgo la privacidad de sus usuarios y que representa una amenaza para la democracia liberal. Desde su punto de vista, el caso de Cambridge Analytica exhibe a cabalidad las externalidades negativas del modelo de negocios de la red social. Por otro lado, pone de relieve un tema que ha adquirido centralidad en la conversación pública estadounidense: la necesidad de regular a las plataformas tecnológicas,

¿Qué dijo Hughes específicamente?

“La influencia de Mark (Zuckerberg) es impresionante, va más allá de la de cualquier persona en el sector privado o en el gobierno”. La crítica central de Hughes es que el CEO de Facebook tiene un control total sobre los algoritmos de libertad de expresión y sobre las políticas de privacidad de la compañía. Zuckerberg cuenta con el 60 por ciento de los votos en el Consejo de Administración, lo que le permita tomar decisiones discrecionales en temas que deberían estar sujetos al escrutinio gubernamental, o al menos al de una comisión independiente dentro de la industria o la compañía.

Facebook es un monopolio

Estos son los principales argumentos de Chris Hughes a favor de su tesis central: “Es momento de quebrar Facebook”.
  • “El poder de Mark no tiene precedentes y es anti americano”, particularmente en términos de libertad de expresión.
  • Las medidas paliativas no funcionan: la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) multó a Facebook con 5 mil millones de dólares. La compañía se comprometió a nombrar a un “zar de la privacidad” para atender las preocupaciones de los reguladores. No obstante, al día siguiente de que se anunció la sanción, el valor de capitalización de mercado de la firma creció en 30 mil millones de dólares.
  • De acuerdo a su estimación, Facebook obtiene el 80 por ciento de los ingresos de la industria de redes sociales.
  • Facebook no tiene incentivos para corregir el comportamiento que deriva en externalidades negativas porque no tiene competencia: su posición de mercado le permite bloquear, copiar o adquirir a sus potenciales competidores. Además, esto inhibe la capacidad de financiamiento de estas firmas, generando un círculo vicioso de dominancia.
  • Éste podría ser el primer caso de un enfoque holístico de política antimonopolio (hipster antitrust, en inglés), en oposición al enfoque tradicional de bienestar del consumidor (basado en los efectos de una posición de mercado dominante en el precio, no en sus efectos anti competitivos).
  • Facebook está en una posición única para minar datos y buscar patrones y tendencias que le confieren una ventaja competitiva que podría durar décadas.
  • Estados Unidos tiene una larga tradición de regulación de monopolios. El Departamento de Justicia ha separado estructuras como la de Standard Oil y AT&T, derivando en ambos casos en un auge en la innovación que dio lugar a nuevas industrias y tecnologías.
  • La política anti monopolio es la herramienta más efectiva para neutralizar la excesiva concentración de poder económico y poder político.
  • “Mark Zuckerberg no puede arreglar Facebook, pero nuestro gobierno sí”.

¿Qué propone?

Separar Facebook en tres compañías: cuando la plataforma adquirió Whatsapp e Instagram a principios de la década, la compañía apenas estaba ganando tracción en sus aplicaciones móviles. Estas compras aceleraron el proceso de dominancia. Chris Hughes sugiere que la ruptura podría generar un ecosistema de negocios que le devuelva la condición de libre competencia al sector. Y eso, auxiliado por una nueva agencia gubernamental de regulación de plataformas digitales, tendría el potencial de crear soluciones de mercado a las externalidades de privacidad y efectos políticos nocivos emanados de esta red social. La Senadora Elizabeth Warren, precandidata del Partido Demócrata a la Presidencia, ha integrado la separación de Facebook a su plataforma electoral. Su propuesta ha sido avalada por la Senadora demócrata Amy Klobuchar (también precandidata presidencial) y por el Senador del Partido Republicano, Ted Cruz.