FACEBOOK

VISTAS
22 de Agosto del 2019

La Amazonía en llamas: el incendio que debe preocuparnos

La iglesia de Notre Dame en llamas nos consternó a todos, pero algo peor está sucediendo en Brasil: la selva del Amazonas arde en fuego.
Cuando la iglesia de Notre Dame se incendió, todos nos consternamos. Incluso en 2 días, el monumento recaudó 850 millones de euros para su reconstrucción. Pero algo peor ocurre en Brasil, la selva del Amazonas se está quemando y este incendio es el que (en verdad) debería preocuparnos. Se presume que desde hace 3 semanas la selva más grande del planeta tierra está en llamas. Y que se han consumido 475,000 hectáreas de vegetación. El gobierno de Brasil a través del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) reveló que es la mayor oleada de incendios de los últimos 5 años. El número de fuegos ha aumentado 82%, con respecto a 2018. Entre el 1 de enero y el 18 de agosto, van 71.497 focos rojos. Pero al parecer el gobierno de Jair Bolsonaro no quiere hablar del tema, y es que después de que el Instituto divulgó la información, el director de este fue despedido. Además Bolsonaro compartió un tuit del Ministro del Medio Ambiente, donde dice que los incendios son “normales” y se deben a el clima seco, el viento y el calor. De esta forma el gobierno se deslinda. Sin embargo, otros señalan que el gobierno sí tiene responsabilidad en el ecocidio. Lo deben a la política de negación en materia ecológica y climática. Lo que pasa es que el nuevo gobierno relajó la política medioambiental, y ahora la tala desmedida y la extracción de minerales tienen menos control. Eso afecta los entornos naturales. Y es muy peligroso ya que Brasil alberga la mayor selva tropical del planeta. Además, las nuevas disposiciones ambientales de Bolsonaro provocaron que Alemania y Noruega retiraran el apoyo económico que destinaban a el Fondo Amazonia. Este consiste en un mecanismo de cooperación internacional para reducir los gases de efecto invernadero por la deforestación. Pero a estas alturas los problemas políticos ya están en segundo plano, lo que es un hecho es que los incendios son gravísimos. El Amazonas produce un 20% del oxígeno que hay en la atmósfera. Es una reserva vital para frenar el cambio climático y el calentamiento global. Si se incendia el Amazonas… se incendia el planeta. Y eso sí debe preocuparnos. via GIPHY