FACEBOOK

VISTAS
21 de Abril del 2020

Nuevo León, al frente en justicia virtual

Para el fiscal general Gustavo Adolfo Guerrero, este es el momento ideal para demostrar las virtudes de la tecnología en la procuración de justicia.
En tiempos del Covid-19, la procuración de justicia en Nuevo León tiene otra cara. Según señaló el fiscal general Gustavo Adolfo Guerrero, la incidencia delictiva en el estado disminuyó en el último mes; sin embargo, el uso de los servicios digitales de la Fiscalía aumentó en un 600 por ciento. De acuerdo con el jurista, el 100 por ciento del personal de primera atención se encuentra en casa; así como el 80 por ciento de los agentes ministeriales orientadores, el 50 por ciento de los agentes ministeriales investigadores y el 80 por ciento del personal administrativo. En tanto, los policías ministeriales y los peritos, cuya labor es de primer impacto, están acuartelados en tres hoteles que fueron alquilados por la fiscalía, tienen turnos de 15 días y se les proporcionan chequeos médicos periódicos y equipo de protección. El nuevo modelo de investigación, indica Guerrero, se basa en la tecnología y la reingeniería de procesos. “Haz de cuenta que estábamos viendo como que fuera una empresa”, ejemplificó. 'Referente nacional' Guerrero asegura que este modelo es punta de lanza, dado que “ya somos referente nacional porque este servicio no lo tiene ninguna fiscalía”. Y es que para el letrado, la tecnología es una aliada de la procuración de justicia. “Con la contingencia tú decías, “el servicio va a disminuir”... no. Porque nosotros estábamos preparados para, a través de la tecnología, dar el servicio”, comentó. Hoy en día, la Fiscalía de Nuevo León ofrece al ciudadano varios servicios digitales: la recepción virtual, la querella electrónica, el reporte de documentos perdidos y sobre todo, la videodenuncia. “Se puede realizar desde cualquier dispositivo móvil... Te está videograbando tu denuncia y esto le brinda una transparencia total... Y ahí se genera una carpeta totalmente electrónica” explicó. Un nuevo modelo Desde marzo de 2018, el primer fiscal del Estado designado por el Congreso -y no por el gobernador- se propuso transformar la Fiscalía de Nuevo León. “El nuevo modelo, el objetivo es eso: la cifra negra, bajarla”, puntualizó. La “cifra negra” es el número de delitos que no se reportan. “Nos percatamos que de cada 100 delitos que se cometían en el estado de NL, únicamente se denunciaban 17”, señaló. Pero también se buscan combatir otros males de antaño. “O sea, abatir la cifra negra, la desconfianza ciudadana hacia nosotros, la impunidad, el demasiado tiempo en espera en denunciar y atenderte a ti como ciudadano”, enumeró. “Eso era un problema”. Eso sí, las nuevas tecnologías también plantean nuevos retos. "El desafío es cambiar a la gente que no está acostumbrada a este tipo de circunstancias", expresó. "Quitando eso se va a abrir un panorama más grande". Actualizarse o quedarse atrás Así que, entre todo lo malo, pareciera ser que siempre hay algo rescatable. “Si llegara a controlarse la contingencia, el ciudadano ya probó un servicio más eficaz y más eficiente”, apuntó. Y para el fiscal, las tecnologías digitales no son solo aliadas, sino que son el futuro de la justicia. Sobre todo para México. “Este es un antídoto contra todo lo que es el escenario de la corrupción y de todo eso”, dijo, “porque todo está grabado”. En palabras del fiscal, se trata de actualizarse o quedarse atrás “Nos tenemos que montar. Y si no nos montamos en el barco nos vamos a quedar hundidos, nos vamos a quedar ahogados. El barco ya zarpó”.