18 de abril 2021

15 de noviembre 2018

Internacional

Theresa May, ¿en la cuerda floja?.

La serie de renuncias en el gabinete de Theresa May, al rechazar el acuerdo alcanzado en Bruselas pone en riesgo su permanencia como primera ministra

Por Lourdes González

COMPARTE ESTA HISTORIA

Luego que varios miembros del gabinete de Theresa May renunciaron, su permanencia como primera ministra se tambalea.

La ola de renuncias en el gabinete de la primer ministro del Reino Unido, entre ellos el secretario del Brexit, ha generado dudas de que el acuerdo reciente con la Unión Europea pueda obtener respaldo en el Parlamento, poniendo en riesgo la permanencia de Theresa May como primera ministra.

Lo anterior tumbó la libra esterlina con una depreciación de 1.62 por ciento, siendo la divisa de mayores pérdidas en la canasta de principales cruces.

Los funcionarios del gabinete de May no están de acuerdo con el texto acordado con Bruselas para abandonar la Unión Europea; los que dimitieron fueron Dominic Raab, ministro del Brexit del gobierno británico, y Shailesh Vara, viceministro de Estado para Irlanda del Norte.

Otros funcionarios que también renunciaron fueron la titular de Pensiones y del Trabajo, Esther McVey y otra del ministerio del Brexit, Suella Braverman.

A los cuestionamientos del borrador acordado se sumaron los legisladores de todas las bancadas políticas y amenazaron con no apoyar el acuerdo una vez que sea llevado a votación del parlamento.

Ahora May tendrá que buscar apoyo del Parlamento para volver a reunirse con los líderes de la Unión Europea el próximo 25 de noviembre.

La primera ministra tiene una mayoría de apenas seis diputados para reunir los 320 votos para lograr una mayoría simple.    

De hecho, el acuerdo con Bruselas no ha convencido a nadie, y ha recibido las críticas del gobierno, partidos políticos pro-Brexit y anti-Brexit, por considerar que es una salida a medias o una permanencia condicionada a las reglas de la Unión Europea, pero sin el voto del Reino Unido.

Se espera que Reino Unido abandone la UE el 29 de marzo de 2019, con un periodo de transición de dos años.

Publicidad
Publicidad
Publicidad