13 de enero 2021

Internacional

Se acerca impeachment a Donald Trump

Los legisladores en Estados Unidos decidirán hoy si someten a Donald Trump a juicio político… y cada vez hay más republicanos que apoyan la iniciativa.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

Nunca antes habría sucedido: un presidente de Estados Unidos sometido a impeachment por segunda ocasión. Al menos, al creciente consenso entre congresistas demócratas y republicanos parece apuntar en esa dirección. 

Y es que este miércoles la Cámara Bajá del Congreso estadounidense está sesionando para decidir si imputa al presidente Trump por haber incitado a una turba de simpatizantes a irrumpir en el Capitolio el pasado 6 de enero. Esto, con el objetivo de detener la confirmación de victoria del presidente electo, Joe Biden. 

Dentro de un Capitolio fuertemente protegido por miles de elementos de la Guardia Nacional, según describe The New York Times, los legisladores de la Cámara de Representantes debaten un artículo de juicio político que acusaría al presidente de “incitar una insurrección” que resultó en actos violentos perpetrados por sus seguidores. 

Según reporta el diario neoyorkino, se espera que la votación sea aprobada una vez acabo el debate, la tarde de este miércoles. Se prevé que un pequeño “pero significativo” número de republicanos se una a los demócratas para enjuiciar a Trump por segunda vez, lo cual convertiría al magnate en el segundo mandatario de Estados Unidos en ser sometido a impeachment más de una ocasión. 

“Señor presidente (de la Cámara), estamos debatiendo esta medida histórica en una verdadera escena del crimen, y no estaríamos aquí si no fuera por el presidente de los Estados Unidos”, dijo el representante demócrata, Jim McGovern, al iniciar el debate. 

McGovern, líder del Comité del Reglamento de la Cámara Baja, recordó haber visto “maldad pura” en los ojos de algunos invasores del Capitolio. “Esta no fue una protesta, esta fue una insurrección bien organizada contra nuestro país, y que fue organizada por Donald Trump”, remató. 

Luego de años de situarse justo a lado de Trump en prácticamente cualquier asunto, los republicanos empiezan a fracturarse frente al voto. El senador Mitch McConell, líder republicano y uno de los mayores aliados de Trump durante toda su administración,  apoyó la iniciativa de impeachment presuntamente como una medida para expulsar a Trump del partido. 

Sin embargo, la condena más fuerte provino de la representante republicana Liz Cheney, quien dijo que “nunca había habido una traición tan grande por un presidente de los Estados Unidos”. De acuerdo con el NYT, sus palabras podrían provocar que “dos docenas o más” de republicanos en la Cámara de Representantes rompan filas y se unan al esfuerzo de sacar a Trump de la Casa Blanca. 

También hay otros republicanos más cautelosos. El representante Kevin McCarthy de California, por ejemplo, dijo que personalmente se opone al juicio político, pero que no cabildearía con miembros de su partido para prevenir la moción. Esto podría ser percibido como un quiebre implícito con Trump.

Cabe recordar que ningún representante republicano votó a favor del impeachment durante los procedimientos de 2019. 

Pocos republicanos están dispuestos a defender explícitamente las acciones de Trump. Aquellos que se oponen al juicio han argumentado -en su mayoría- hacerlo por principio. Algunos incluso han acusado a los demócratas de iniciar un proceso demasiado apurado que le quitaría al presidente el derecho de defenderse, lo cual empeoraría las profundas divisiones políticas que afligen a Estados Unidos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad